Regional

Salud reconoce que realización de pruebas para confirmar pacientes con COVID-19 debe llegar fuera del GAM

This post is also available in: English

Las pruebas para detectar el COVID-19 solo las realizan laboratorios en el centro del país (Gran Área Metropolitana – GAM). El ministro de Salud, Daniel Salas, reconoce que eso debe cambiar en el corto plazo y que es una prioridad de la institución lograrlo.

“Estamos totalmente conscientes que tenemos que tener la capacidad de hacer los dignósticos de forma más cercana a donde eventualmente está ocurriendo el fenómeno”, admitió Salas. Sin embargo, no precisó cuándo sucederá esto.

En Guanacaste, el proceso para realizar pruebas de COVID-19 comienza con el personal del laboratorio del Hospital Enrique Baltodano en Liberia haciendo un primer análisis de las muestras para detectar otros virus que no sean el nuevo coronavirus. Si las pruebas de otros virus salen negativas, entonces las envía como sospechosas de COVID-19 a los laboratorios en San José.

Como consecuencia, la población en Guanacaste debe esperar más por los resultados, en promedio, unas 72 horas.

Más pruebas

El paquete de pruebas disponibles para confirmar o descartar casos de COVID-19 en Costa Rica pasó de 2.000 a 6.000 exámenes, informó ayer martes 24 de marzo el Ministro de Salud. Salas también detalló que hasta el momento hay 177 pacientes confirmados con el virus. Otros 1.619 casos fueron descartados y se mantiene la cifra de dos decesos.

Quedaba un remanente de 2.000 pruebas.  Ayer recibimos un paquete con muchas más, una cantidad que excede los 4.000”, dijo el ministro.

Para ampliar ese número y poder hacer más pruebas, el país también coordina, a través de la Cancillería de la República, donaciones de más kits de pruebas de parte de gobiernos de otros países.

Desde el reporte del primer caso, el 6 de marzo, todos los análisis se realizan en territorio costarricense con kits de pruebas donados por la Organización Panamericana de la Salud (2.796 según datos difundidos en comunicados oficiales).

El Centro Nacional de Referencia de Virología del Instituto Costarricense de Investigación y Enseñanza en Salud y Nutrición (Inciensa) estuvo a cargo de las pruebas en primer lugar, luego se habilitaron exámenes en los hospitales México, San Juan de Dios y Nacional de Niños.

Ahora, se suman dos centros médicos privados con la meta de ampliar el mapeo del avance de las infecciones.  Se trata de la Clínica Bíblica y Laboratorios LABIN; ambos (también en San José), deben notificar los resultados al Ministerio de Salud y en caso de incumplimiento, los centros perderán sus permisos de funcionamiento.

«Los centros privados compraron sus tests, ni la CCSS ni el Ministerio de Salud les han dado insumos, ni equipos. Lo que se hizo fue aprobar la prueba -que usarán-, luego de estar seguros de que la sensibilidad y especificidad es la correcta para garantizar su calidad», indicó el director de Vigilancia de la Salud, Rodrigo Marín.

Las pruebas en los centros privados deben ser costeada por cada persona que las solicita. Por ejemplo, el Hospital Clínica Bíblica ofrecerá la prueba diagnóstica a un precio de ¢60.000 cada una. 

Según publicó el medio Delfino.cr, para confirmarle un diagnóstico de COVID-19 a una persona, se necesitan dos pruebas, de modo que el costo total superaría los ¢120.000, más el Impuesto al Valor Agregado. 

La necesidad de realizar más exámenes es un llamado urgente de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

«Tenemos un mensaje simple para todos los países: exámenes, exámenes, exámenes», dijo el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, este 16 de marzo.

«Todos los países deberían poder examinar a todos los casos sospechosos. No pueden combatir esta pandemia con los ojos vendados«, agregó el director, quien ofrece conferencias diariamente desde Ginebra, Suiza.


 

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios