Turismo

Salvavidas no le quitan el ojo a Playa Tamarindo

This post is also available in: English

Playa Tamarindo es unos de los centros turísticos más visitado del país, y como en su playa pueden haber accidentes con tablas de surf, desmayos por insolación o choques en motos de agua, tres comerciantes recaudaron fondos para construir una nueva torre de salvavidas.

La torre, que funciona desde el 23 de mayo, fue una idea de la Asociación de Desarrollo Integral de Tamarindo (ADIT), en conjunto con empresarios privadas de la zona.

“La iniciativa fue brindar seguridad a los turistas y residentes de Tamarindo. Nuestro principal atractivo es la playa y por eso buscamos que la experiencia sea lo más segura y placentera posible”, respondió Urs Schmid, presidente de la ADIT, en un correo electrónico.

Aunque la torre se inauguró hasta mayo, desde diciembre del 2014 Playa Tamarindo dispone de dos salvavidas, quienes son los que asisten a los vacacionistas.

De acuerdo con Jonathan Thompson, instructor de guardavidas de la Asociación Nacional de Guardavidas de Costa Rica y parte del equipo de Tamarindo, del 25 de diciembre al 25 de junio del 2014, se realizaron 120 rescates y se atendieron a unas 50 personas en accidentes con las tablas de surf, choques en moto de agua y desmayos.

“Los rescates más complicados que hemos tenido son los que pasan cerca de las rocas, ya que siempre las corrientes van con la dirección de las rocas, pero una vez una fuerte corriente arrastró a seis personas que estaban juntas y entre mi compañero y varios surfistas, nos ayudaron con ese rescate fuerte. Eso fue el 28 diciembre del 2014”, explicó Thompson.

Según el rescatista, para ser guardavidas deben de tener la certificación de Prevención y Rescate Acuático (PRA), Asistente de Primeros Auxilios (APA) y de Reanimación cardiopulmonar (RCP).

De la torre

El punto de vigilancia de los salvavidas es una construcción de madera de 4.5 metros suspendida 1.5 m2 sobre el nivel de la arena. La estructura está hecha en madera pintada, con el fin de alargar la vida de la estructura y reducir su mantenimiento. Sus paredes cuentan con una separación para mantener una ventilación adecuada y tiene la capacidad de albergar una camilla en su interior, en caso de atender a un paciente.

El proyecto tuvo un costo de $8.500 (más de ¢4.5 millones) y fue financiado por las empresas Patagonia Argentinian Grill & Restaurant y Witch’s Rock Surf Camp. Además el Hotel Capitán Suizo donó parte de su taller para realizar algunas tareas de carpintería.

Para que el proyecto sea sostenible a largo plazo y darle mantenimiento a la torre, la asociación tiene a la venta camisetas en los principales surf shops de Tamarindo, con el logo del Programa de Salvavidas, y crearon el sitio web gofundme.com/TamarindoLifeguards para recibir donaciones.

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios