Comida

Sazón Criollo: la meca del turista sin plata en Tamarindo

This post is also available in: English

Sí es cierto que en Tamarindo hay comida para todos los gustos -sobre todo la orgánica-artesanal-gourmet-delahuerta-crudivegana- pero ¿cuántas veces ha visto una sodita con comida típica guanacasteca y a precios accesibles?.

En medio de un callejón que se desprende de la famosa rotonda de Tamarindo (donde está el restaurante Fiesta del Mar) un local abierto, amplio y fresco recibe a turistas y locales con comidas criollas guanacastecas.

Se llama Sazón Criollo y su administradora, Eline Espinoza, es una guanacasteca empunchada que luchó durante seis años para obtener la patente en la municipalidad y no se cansó hasta que la obtuvo. Cuando la visitamos, el local había abierto tres días atrás y comimos arroz de maíz.

Eline no solo tiene buena actitud ante la vida, sino también una cuchara envidiable. El arroz de maíz (hecho a base de maíz molido con caldo de pollo y especias naturales) lo elaboró ella misma y es una caricia para el paladar por su textura espesa y la temperatura perfecta con la que la sirven (me encanta cuando no me quemo la lengua).

El platillo viene en un tazón grande con un buen trozo de plátano verde y con refresco natural y cuesta ¢2.500.

Ese es el precio de todos los especiales típicos del día. Los lunes tienen arroz con pollo, los jueves y sábado gallina achiotada, los viernes sopa de albóndigas (la preferida de Eline) y los domingos ofrecen olla de carne.

También hay desayunos con recetas autóctonas. Por ejemplo, la torta de la abuela es una receta de la mamá de Eline que trae tortilla casera, frijoles arreglados y torta de huevo con olores naturales.

Si usted prefiere una granola con yogurt o unos panqueques con banano también encontrará esas opciones. Todos los desayunos cuestan ¢2.500.

Otro punto alto del menú es el pescado, que siempre es fresco porque la pareja de doña Eline es pescador. Puede encontrarlo en forma de ceviche (¢3.500), en casado (¢3.500), en dedos de pescado (¢3.300) y entero frito (¢5.000).

“Queríamos hacer algo diferente. Usted aquí encuentra de todo pero la cocina típica guanacasteca no. Eso es lo que nosotros queremos hacer aquí: que el turista también conozca lo nuestro”, dice con orgullo.

Lo bueno: el local es amplio y fresco.

Lo malo: cerrado los miércoles.

Número de teléfono: 8704-1315.

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios