Medio Ambiente

Seis de los 10 cantones con más incendios forestales en Costa Rica son de Guanacaste

This post is also available in: English

Que usted se tope en el verano con alguna finca o montaña ardiendo en llamas no es ninguna coincidencia, es una realidad cotidiana de Guanacaste: es la provincia que más sufre incendios forestales en todo el país.

De hecho, de los diez cantones del país que más sufren por la quema del bosque, seis están en Guanacaste. Así lo comprueban los datos del Programa Nacional de Manejo del Fuego del Sistema de Áreas de Conservación (Sinac- Minae).

Según las estadísticas del 2016, Santa Cruz es el cantón que más sufre este tipo de emergencias en todo Costa Rica. En este cantón se quemó el 20% (11.755 ha.) del total de hectáreas incendiadas en todo el país, lo equivalente a más de 16.000 Estadios Nacionales.

Las quemas forestales como la que ocurrió en el Sector Maritza, del parque Nacional Guanacaste en el 2010, dejó el suelo completamente calcinado y arrasó con las especies del bosque.

De los 114 incendios forestales atendidos a nivel nacional, el 42% se dieron por vandalismo y cacería,  el 39% por quemas agropecuarias y de pastos y un 11% por actividades de cambio de uso del suelo. El 100% fueron causados por mano humana.

En el 2017, se prevén menos incendios y una mejor atención, de acuerdo con las autoridades. Sin embargo, reconocen que se han retrasado en la ejecución del dinero asignado desde la declaración de emergencia nacional por la sequía, en el 2015.  

¿Cómo pinta el 2017?

La estampa guanacasteca con llamas en sus potreros no se dejará de ver este 2017. De acuerdo con Luis Diego Román, Coordinador del Programa Nacional de Manejo del Fuego, ya el Sinac se está preparando para los incendios de este verano.

La buena noticia es que, según pronostican, veremos menos bosques ardiendo y probablemente con más tiempo entre cada evento, debido a la cantidad de lluvia que cayó en el 2016.

Román comentó que, a mediados de enero, se implementó el Sistema de Alerta Permanente, un programa de detección diaria mediante el uso de imágenes de satélites, activación de las torres de vigilancia permanentes y puestos temporales, así como los patrullajes terrestres.

El sistema forma parte de los proyectos que se activaron con la declaratoria de emergencia nacional por la sequía del 2015. A raíz de esa directriz, se giraron ¢1.600 millones al programa de control de fuego.

Además, se han comprado radios de comunicación, equipos de protección para bomberos y herramientas para apagar el fuego. También se espera contratar funcionarios para atender las emergencias.

La tortuga administrativa

A pesar del apoyo del Gobierno al Sistema de Áreas de Conservación (Sinac), Román contó que los retrasos ahora recortan sus posibilidades de acción.

Por ejemplo, no salió a tiempo la orden de compra de 11 vehículos estilo pick up y de dos camiones extintores todo terreno para usarse en todo el país, por lo que estos llegarán hasta el 2018.

Así pasará también con 25 funcionarios que debían venir a dar soporte a Guanacaste durante los tres meses más intensos del verano. Este recurso estará disponible hasta el próximo año por atrasos administrativos.

Por ahora, el SINAC enfatiza a la población que está prohibido realizar quemas en lotes baldíos, en áreas urbanas y quemar basura. Cualquier propietario que quiera utilizar el fuego para fines agropecuarios debe solicitar permiso al Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios