Turismo

Seis razones por las que amará hacer ciclismo de montaña en la ruta de El Labrador

This post is also available in: English

No espere a que sea mayo para recorrer las trochas y senderos que atraviesa la recreativa de ciclismo de montaña El Labrador, una las competencias de mountain bike (MTB) consideradas por los fiebres del pedaleo como de las más populares y exigentes de la provincia.

Cada mes de mayo, desde el 2007, la carrera se ha realizado de forma ininterrumpida. Inició  con 65 personas inscritas y para su onceava edición (este 2018) alcanzó el récord de 700 personas en competencia.

Las rutas establecidas para la carrera se mantienen habilitadas en casi un 100% durante el resto del año, por lo que solo basta comunicarse con los organizadores del evento (vea el recuadro) y coordinar la cleteada.

Dependiendo de la ruta seleccionada, el desafío puede llegar a atravesar los pueblos de Matina, Lapas e Iguanita de La Mansión de Nicoya.  

A continuación le damos seis razones para hacer la ruta ya sea durante la competencia o fuera de ella.

1. Ayuda a los pueblos

Ya sea que elija hacer la competencia en mayo o durante el resto del año, todos los fondos que se recauden de la ruta de El Labrador irán dirigidos al desarrollo de proyectos prioritarios para los pobladores de las comunidades de Matina, Lapas e Iguanita.

El organizador de la recreativa, Marcelo Cruz, explicó que este año la inscripción a la competencia tuvo un costo de ¢12.000. Para una persona que desea cletear fuera de la fecha del evento el costo será variable y dependerá de cuál ruta elija, si lo hace en grupo o individual y si requiere algún tipo de refrigerio al terminar la vuelta.

Todo esto es sin fines de lucro. Generalmente si alguien nos llama y tiene interés en hacer alguna ruta luego de la competencia nosotros la hacemos y no cobramos. Pero si quieren un servicio mucho más completo ahí si necesitamos poner algún precio. Es muy variable y es cuestión de conversar”, dijo Cruz.

Con el dinero recaudado en ediciones anteriores se aportó, por ejemplo, a las mejoras de los acueductos de las comunidades de Matina e Iguanita.

2. Rutas para todos los gustos

La competencia contempla tres rutas distintas para principiantes, intermedios y avanzados en el ciclismo. Las distancias son de 18, 22 y 28 kilómetros, generalmente, pues las rutas pueden llegar a variar año con año.

Para quien desee realizar alguna de las rutas fuera de la competencia podrá elegir entre estas tres opciones, o si lo desea, solicitar una ruta personalizada, de menor kilometraje, por ejemplo.

3. Desafiante

Eso sí, no importa la ruta que elija, tome en cuenta que sus trillos y senderos son desafiantes, lo que implica esforzarse al máximo en cada tramo.

Según la ruta que elija, podrá encontrar ascensos empinados de unos 600 metros de largo y descensos que según la época del año pueden volverse técnicos por la cantidad de barro, ramas y piedras que encontrará en el lugar.

4. Lindas vistas

Cruz aseguró que las trochas y caminos que se eligieron para hacer la ruta de El Labrador son en su mayoría caminos que fueron utilizados por los primeros pobladores de Matina, Iguanita  y Lapas, quienes los utilizaban para bajar los granos que cultivaban a puertos como Puerto Jesús o Puerto Thiel.

En esas trochas y caminos podrá atravesar ríos y ascender hasta miradores naturales con vistas espectaculares a la Península.

5. Zonas seguras

Independientemente de la ruta seleccionada, estará cleteando en espacios libre de automóviles, por lo que podrá pedalear con libertad.

Las rutas no tocan calles principales de la zona sino que utilizan senderos y trochas entre montaña.

6. Fácil acceso para empezar la aventura

Matina es el punto de partida para la competencia y para cualquier sendero que elija en algún otro momento del año. Llegar a esa comunidad es sencillo.

La entrada a Matina se encuentra a escasos 1,5 km del centro de La Mansión, carretera a Hojancha. El acceso a la comunidad es de lastre y puede ingresar cualquier tipo de vehículo.

Si es de Nicoya, y su condición física se lo permite, no dude en cletear utilizando la carretera vieja a La Mansión hasta Matina. Es un viaje de unos 11 kilómetros que se convierten en la previa perfecta para El Labrador.

 

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios