Regional

UCR congela matrícula de ingeniería civil en Liberia

La vicerrectoría de docencia de la Universidad de Costa Rica (UCR) congeló la matrícula de ingeniería civil para el 2019 en su sede de Liberia. Ningún aspirante a cursar esta carrera por primera vez podrá ingresar este año en la provincia, aunque quienes están ya cursándola podrán terminar lo que resta del año.

Para el 2020, las autoridades definirán si se reabre o no la matrícula, que ofrece unos 25 cupos por año.

La decisión se da en medio de criterios encontrados entre el personal de oficinas centrales de la UCR en San José (sede Rodrigo Facio) y quienes dirigen la sede de Liberia. Para las primeras, el cierre obedece a la falta de calidad de la carrera; para los segundos, ellos tenían todo lo necesario para abrir matrícula este año.

La diferencias quedaron evidenciadas en varias cartas intercambiadas entre ambas partes y de las cuales La Voz de Guanacaste tiene copia. Consulte aquí la copia de los documentos citados.

La documentación evidencia que la directora de la Escuela de Ingeniería Civil de la UCR en San José,  Flor de María Muñoz Umaña, envió una carta a vicerrectoría de Docencia el 18 de diciembre del 2018. En ella, solicitó que congelaran la matrícula en la sede de Guanacaste, alegando problemas de calidad en la sede que podrían poner en riesgo la reacreditación de la carrera en general. (Ver recuadro)

En entrevista con La Voz de Guanacaste, el director de la UCR en Liberia, Edgar Solano Muñoz, dijo que esta decisión se dio de forma “unilateral”, pues “no medió ninguna consulta con la sede”.

“Hay una carta de entendimiento entre las escuelas que se señalan deberes y obligaciones de las partes, cualquier movimiento o modificación de tipo académico tiene que hacerse de manera coordinada entre las dos partes. Eso no pasó”, dijo Solano.

La vicerrectora de Docencia, Marlen León, aseguró que la universidad inició un proceso de revisión del estado de las carreras en 2017, el cual culminó en diciembre del 2018. En ese proceso, según León, la sede mostró una serie de deficiencias que llevaron a tomar esta “medida de corrección”.

Estamos velando porque la sede aplique criterios de calidad”, comentó la vicerrectora a este medio.

Cartas van y vienen

La carta enviada por Muñoz el 18 diciembre iba dirigida la vicerrectora de Docencia con copia a la coordinadora de la comisión del plan de estudios de la escuela de ingeniería civil, Nidia Cruz, pero no a los miembros de la sede de Guanacaste.

“Fue hasta el 8 de enero del 2019 que nos llegó una circular que la Universidad emite con copia a todas las sedes y recintos sobre la apertura de los cupos y carreras para el 2019. En esa circular fue que nos dimos cuenta que no aparecía ingeniería civil en la sede de Guanacaste”, comentó el director Edgar Solano.

Sin embargo, a criterio de León, la sede de Liberia ha estado al tanto desde el principio de los procesos de evaluación.

Las razones del congelamiento

En la carta enviada por Muñoz, la directora de la escuela de ingeniería da cinco razones que “motivan la necesidad de congelar la matrícula”.

El director de la sede de Guanacaste y su subdirector, Mainor González contrastaron cada una de esas razones y aseguraron que en la sede central tienen “datos imprecisos”.

Hasta el momento no hemos recibido ninguna respuesta escrita ni oral, ni un oficio, que nos digan que atienden nuestra posición. También escribí al Concejo Universitario todas las circunstancias de esta situación y tampoco el Concejo se ha pronunciado”, dijo Solano.

Una de las razones dadas por la escuela es que la sede de Guanacaste no tiene ampliamente definido cuáles profesores darán los cursos de la carrera. O si tienen los profesores necesarios para abrir los cursos.

“No es solo que nos digan que tienen los profesores sino que nos lo demuestren, que me digan cuáles son esos profesores. En la sede ponen personas que no tienen el grado académico exigido para dar las clases, por ejemplo.  La sede tiene que hacer una corrección de la situación”, comentó la vicerrectora.

Además, a criterio de la escuela de ingeniería civil, continuar con la matrícula en Guanacaste hace que se ponga en riesgo el proceso de re – acreditación de toda la carrera.

La carta cita: “ya se nos había indicado que debe ser evaluado el tramo desconcentrado en la sede de Guanacaste. Como el sistema de acreditación del CEAB (Comisión Canadiense de Acreditación en Ingeniería, por sus siglas en inglés) evalúa la totalidad de la carrera por el eslabón más débil, los problemas antes mencionados pueden llevar a que se pierda la acreditación de la carrera completa”.

El subdirector Mainor González está en desacuerdo con estas afirmaciones.

Las razones de tipo académico consideramos que son irrespetuosas y tenemos condiciones de sobra para atender la carrera. Esta acción la vemos como un paso atrás en el proceso de regionalización universitaria”, le dijo el subdirector a este medio.

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios