Comida

Un aplauso para el asador de La Fonda

This post is also available in: English

Guiones tiene restaurantes asombrosos pero vamos a aceptar que son bastante caros. Sin embargo, la esperanza no se pierde. Aún hay un lugar en la localidad de Nosara que ofrece la misma comida grandiosa que Guiones, pero un poco más asequible: La Fonda.

 

El dueño, Alejandro Fernández, acostumbraba a caminar alrededor de Guiones durante el día vendiendo empanadas argentinas, trabajando duro por años bajo el caluroso sol con una canasta sobre su hombro. Afortunadamente para nosotros, él y su esposa Claudia Auza ahora tienen su propio restaurante.

 

Tengo que decir que estoy casado con una argentina y podemos ser muy críticos de la comida argentina pura, pero La Fonda da en el punto exacto. Típico de una parrilla argentina, la experiencia de comer en La Fonda no está únicamente en la comida, sino también en el asador, donde se trabaja sin parar sobre el fuego y a pocos metros de usted.

 

Aquí no solo se ordena del menú y se espera a que su comida salga de una puerta. En una parrilla argentina usted es parte del restaurante. El nivel de ruido es como el de una fiesta familiar, la cerveza es helada, el vino fluye y el chef está dando muestras directamente desde la parrilla.

 

 

Comenzamos nuestra comida con un clásico bocadillo de las calles argentinas, el choripán: un pequeño sándwich de chorizo entre panes recién horneados, con lechuga y tomate cubiertos por chimichurri. Nos costó ₡1500.

 

También puede elegir una parrillada completa, que es una mezcla de varias carnes para compartir entre dos personas, pero es un poco costosa (₡17.000 colones), por lo que encontramos mejor ordenar del menú.

 

La milanesa es una chuleta de res, empanizada y frita con limón recién exprimido o cubierta en salsa y queso. Las costillas de cerdo eran suculentas. El pollo a la parrilla estuvo muy bien y todos los platillos vienen acompañados con papas bien hechas y ensaladas frescas.

 

Si se siente un poco más aventurero, puede ordenar las mollejas o los chinchulines (intestinos), que tienen un sabor diferente a lo que tal vez usted esté acostumbrado, pero si alguna vez lo va a probar, La Fonda los cocina perfectamente.

 

También probamos la pizza, que tiene un muy buen tamaño. Para el postre ordenamos un flan cubierto de dulce de leche, por supuesto.

 

Si disfruta su comida y quiere agradecerle al chef como lo hacen en Argentina, póngase de pie y grite “¡Aplauso para el asador!”. Probablemente reciba una gran sonrisa y una reverencia.  

 

 

Lo bueno: Experiencia auténtica de principio a fin, pan recién horneado, tanto chimichurri como se quiera. Tienen servicio express.

 

Lo malo: Los asientos al lado del asador se limitan a dos mesas. Sin embargo, hay más mesas adentro.

 

Ubicación: 100 m. después del supermercado en barrio Los Arenales, Nosara.

Express: 2201-9322.

 

Abierto para la cena, cerrado los domingos.

Se aceptan efectivo y tarjetas de crédito.

 

Facebook: https://www.facebook.com/search/top/?q=la%20fonda%20nosara

 

 

 

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios