Galería

Un viaje espiritual al ritmo sonoro de Deva Premal

This post is also available in: English

La noche del jueves 19 de marzo fue una velada muy especial para la comunidad yogísitca en Nosara, pues más de 200 personas visitaron Blue Spirit  para disfrutar de la música devocional de la cantante alemana Deva Premal y su compañero Miten.  

La velada comenzó a las 8 p.m.,  con respiraciónes profundas.  La voz angelical de Deva, la finura de Miten y los sonidos orgánicos del flautista nepales Manose parecieron llegarle al corazón de cada uno de los presentes en esa sala.

Cada mantra se abrió y se cerró con el sonido universal del “Om”, aportando un estado de quietud y silencio absoluto que también protagonizó la noche. Desde el piso y alineado en un círculo, el público se conectó con la música durante más de dos horas.

En relajación absoluta, a ojos cerrados, en cojines o en posición de meditación de Sukhasana los yogis recitaron sus mantras favoritos, evocando la paz universal y dando gracias al creador y a la madre tierra.

Uno de los puntos altos de la noche fue el final de “Ilumina”, canción que da gracias al sol, a las estrellas y la luna, la cual terminó con sonidos dulces de pájaros silbados por el público.

La conexión de Deva y Miten es tan visible que con sólo verse a los ojos parecieran estar hablando. Con esa misma energía se conectaron también con sus espectadores, escuchando sugerencias de canciones y de esta forma improvisaron el orden de las piezas.

Deva y Miten se conocieron en la India hace más de 20 años y  desde hace 10 años visitan el país ofreciendo su música anualmente, así como talleres de tantra para parejas en Nosara.

“Siento un amor especial por Costa Rica, su gente es muy dulce, benevolente y hospitalaria”,expresó Premal.

Aunque Deva se presentó un poco engripada, su voz mantuvo esa característica angelical que tanto la destaca y su mensaje estuvo cargado de amor y de conciencia universal. Bajo la luz tenue de las candelas se mantuvo una energía de paz genuina durante todo el concierto. Magia pura como le llama el autor Ekhart Tolle.

Los fondos recaudados en la venta de entradas fueron de $5,000 (más de dos millones y medio de colones). Por su parte, Guanacaste Funds y CRUSA igualará dicha cantidad para sumar un total de $10,000 (más de cinco millones de colones)  a beneficio de la Escuela de la Esperanza. 

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios