Galería

Una guía fotográfica para resumir a Guanacaste

This post is also available in: English

Para alguien que visita Guanacaste sin un plan en mente, debe ser paralizante llegar y no saber por dónde empezar a conocerla.

La lista es larga: ir de madrugada a una playa kilométrica forrada de tortugas, visitar un bosque tropical inmenso y escucharlo despertar de noche, conocer a las personas que viven en Guanacaste y que mantienen viva su cultura.

Por esa razón las editoriales Ojalá Ediciones y Zona Tropical se unieron para retratar la flora, la fauna, la cultura y los paisajes en una serie de seis libros llamados “Costa Rica Regional Guides”. Uno de ellos está dedicado a Guanacaste. 

En colaboración con varios fotógrafos nacionales e internacionales construyeron una guía fotográfica por la provincia que pretende “ofrecer al viajero pistas para comprender de dónde nace todo aquello que la hace única”.  

Esas pistas son fotografías, textos y mapas desplegables que van armando las historias biológicas, geológicas y antropológicas de Guanacaste. Una de esas historias es la del Área de Conservación Guanacaste y el papel que jugaron los científicos Daniel Janzen y Willie Hallwacks en la preservación del bosque seco más grande de América. A ellos dos está dedicado el libro. 

Dentro de este bosque se instalaron cámaras trampa para capturar perspectivas y escenas nunca antes documentadas. Así consiguieron fotos de especies sumamente difíciles de captar como el jaguar, el manigordo y el coyote.

Lo que les presentamos es una pequeña muestra de un trabajo que tardó alrededor de dos años. Esos meses de trabajo están acá, sumergidos en estampas para entender y recorrer a Guanacaste. 

Cada libro tiene un precio de aproximadamente ¢14.000 y están a la venta en la Librería Internacional y otras tiendas del mercado turístico.

La tortuga lora prefiere desovar cuando hay marea alta en playas de marea fuerte como Ostional, porque así disminuye el esfuerzo que tiene que hacer para poder llegar hasta la orilla y cumplir con su misión. Foto: Luciano Capelli

 

Ver coyotes es muy raro dentro del Área de Conservación Guanacaste, por el aumento que ha tenido la población de uno de sus depredadores naturales: el jaguar. Foto: Jose Maria Tijerino
Este es un sembradío de melón en Filadelfia, el cultivo de este fruto es muy pesado y la mayoría de la mano de obra que trabaja en estos campos es de nacionalidad nicaragüense. Foto:
Luciano Capelli
El mono cariblanco puede parecer muy tierno pero es un gran depredador. Come de todo, incluso crías de otros monos. Foto: Adrián Hepburn.
En Playa Naranjo, cuando la marea está baja, puede apreciarse un doble atardecer: uno en el cielo y otro en el suelo.
Foto: Luciano Capelli
Cuando se están preparando para la reproducción, los sapos amarillos salen de sus cuevas y cambian su color café por amarillo en 24 horas. Así es como llaman la atención de las hembras. Foto: Luciano Capelli

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios