Nicoya, Política

Una naciente Gran Nicoya derrumba el reinado liberacionista

El rumor de la victoria le llegó a Carlos Armando Martínez minutos antes del anuncio oficial del Tribunal Supremo de Elecciones. “¡Ganamos! ¡Ganamos!”, escuchó. Luego todo se disipa bajo los gritos de victoria, la música de la cimarrona y las luces del parque Recaredo Briceño. La Gran Nicoya, con apenas un año de historia, arrasó con Liberación Nacional, el partido que reinaba en el cantón desde hace 18 años.

Con el 80% de las mesas escrutadas, La Gran Nicoya ganaba la Municipalidad con 4.027 votos, contra los 2.666 del PLN (una diferencia de 1,361).

Martínez, director del Colegio Técnico Profesional de Corralillo, inició en el foco político siendo parte de la Coalición Nicoya. la agrupación parapolítica que se formó para apoyar a Carlos Alvarado en las pasadas elecciones nacionales.

Posteriormente, junto a otros docentes y exmiembros de la Coalición, fundó La Gran Nicoya, un partido político que nació “tratando de hacer un cambio de los partidos tradicionales en el cantón”, según su página en Facebook.

La noche de Carlos Armando finalizó exactamente donde comenzó el día. Antes de hacer la última visita a los distritos cercanos del centro, asistió a la misa de las 7 a. m. en la iglesia de San Blas junto a familiares y compañeros de partido. 

El ahora candidato elegido admite que es católico devoto, pero retuerce los ojos cuando le preguntamos su opinión sobre la religión dentro de la política. “No creo que deban mezclarse, es abusivo. Respeto las ideologías de todos, pero la religión es aparte”, enfatizó horas antes del conteo, en las puertas de la Escuela Leonidas Briceño. Allí pasó toda la tarde de elecciones.

***

Luego que el rumor de la victoria se hizo oficial, a eso de las 9 p. m., toda la Gran Nicoya salió de su casa club, en barrio la Cananga, a la plaza del parque central, para celebrar con pitos, cimarrona, gritos guanacastecos y aguardiente en mano. La plaza se tiñó del rojiverde y la música típica nicoyana, que no dejaron de sonar pasada la medianoche.

“Es una doble victoria”, dice Martín Reyes, primer regidor de la fórmula. Reyes se refiere a que Liberación Nacional ha gobernado Nicoya desde 2002, cuando comenzaron a elegir alcaldías cantonales.

Carlos Armando, un antiguo militante de Liberación, llora cuando piensa en el triunfo sobre su antiguo partido.

“La verdad es que me siento muy orgulloso de sacar al PLN. Orgulloso por la gente, porque creyó en mí, en que se podía. Es una victoria haberlo hecho, pero esta victoria no se hizo sola, nos llenamos de mucha gente que creyó en este proyecto”, dijo el alcalde selecto.

Aún así, añade que luego de la felicidad tendrá que prepararse para asumir un cargo que trae una gran responsabilidad. 

Y tiene razón. Nicoya empezó el 2020 con un presupuesto improbado de ₡6.529 millones y una calificación de 55 puntos de cien en Gestión Municipal. 

En la plaza hay personas de todas las edades, como repitiendo las mismas escenas de horas temprano, cuando el docente todavía buscaba los votos. 

Antes de las seis, en los portones de la Escuela decenas de personas perseguían a Carlos Armando para hablar con él. “Carlitos, yo voté por usted. Yo creo en esto”, le dijo una anciana de unos 70 años que sale del recinto, acompañada del brazo de un joven guía del partido.

El candidato movilizó, según sus propios registros, al menos a 1,200 personas y 90 vehículos en todo el cantón. “Todos fueron voluntarios, gente que creía en este proyecto”, dijo.

El PLN aseguró que tenían al menos 100 vehículos y más de 1000 voluntarios distribuidos en todo el cantón.

Esos mismos rostros corean su nombre en la plaza. Los mismos adolescentes que sirvieron de guías en las juntas de votos, varios de ellos estudiantes de Coralillo, corren eufóricamente a abrazarlo. Las mismas mujeres que le aseguraban un voto fiel antes de salir del recinto, son las mismas que ahora le dan su bendición.

Una de ellas, Sandra Muñoz, pasó todo el día en el centro de votaciones consiguiendo apoyo para el partido. Al enterarse de la victoria, salió inmediatamente al centro de la ciudad. Dice que no se podía perder un momento tan histórico. “Me siento orgullosa, emocionada, feliz de todo el trabajo que hemos hecho. Orgullosa de mi candidato, no hay palabras, no hay palabras”, celebró.

Media hora después de la fiesta descontrolada llena de fervor cívico, los altos mandos del partido anuncian que es momento de iniciar una caravana por todo el cantón. 

Antes de partir, Carlos Armando recuerda nuevamente que tendrá mucho camino por recorrer hasta el primero de mayo, día que asumirá formalmente su puesto político.

El candidato parte dentro de la camioneta principal de la caravana. La cimarrona no para de tocar y los pitos de los vehículos abanderados con verde y rojo empiezan a sonar. La ciudad vive una noche histórica y la Gran Nicoya, el inicio de cuatro años que tanto aspiraba vivir. 

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios