Cultura, Deportes

Unidas por el sacrificio: Las guerreras del Fusión F.C. Santa Cruz

This post is also available in: English

“Cuando las cosas cuestan en la vida, más se disfrutan”, con esta idea se identifican las integrantes del equipo de fútbol femenino Fusión F.C. Santa Cruz, quienes saben lo que es tener que sacrificarse para hacer lo que disfrutan.

El plantel lo componen 25 jugadoras en su mayoría de Santa Cruz y quienes recientemente alcanzaron la cuadrangular final del torneo de la liga de ascenso. También lo integran chicas de Nicoya, Bagaces, Playas del Coco,  Liberia y extranjeras de Estados Unidos y Nicaragua.

Aunque el objetivo era avanzar a la siguiente fase, las jugadoras se marcharon con la frente en alto al perder la serie (3-2) en la fase de cuartos de final frente al equipo de Águilas de Pérez Zeledón.

La entrenadora Carla Rojas siente que este año el equipo se preparó bien, tanto en la parte técnica como en la parte física, incluyendo en los entrenamientos en la montaña y playa. Ella define su concepto de juego como “un equipo altamente agresivo, que le gusta atacar y luchar por ese balón”.

Pero varias de las jugadoras tienen que organizar su tiempo de manera detallada para poder entrenar y estudiar. La atacante de 23 años, Marielos “Cumi” Aguilar Baltodano, es de Nicoya y a la vez cursa el último año de la carrera de comercio y negocios internacionales. De igual forma, Maripaz Urbina Gutiérrez, volante central, de 17 años, cursa el último año de colegio y tiene el objetivo de graduarse como bachiller en educación media.

La propietaria del equipo la estadounidense Danielle Hollander, también tiene que hacer esfuerzos para cubrir los costos operativos los cuales los han sufragado con donativos de particulares y con la ayuda del Comité Cantonal de Deportes de Santa Cruz.

Hollander tiene la particularidad que además de dirigir administrativamente al equipo, es también jugadora de campo, continuando así su sueño de jugar al fútbol el cual tuvo que posponer a los 15 años cuando sufrió una hernia en la espalda mientras jugaba en los Estados Unidos.  En el 2005 llegó a Costa Rica y en el 2009 decidió que el equipo debería llevar el nombre fusión debido a que en aquel entonces había jugadoras de muchas nacionalidades.

Además de jugadora profesional, Hollander tiene una licencia de entrenadora y de árbitro. Ella cree que la diversidad cultural enriquece el nivel del plantel.

Yo me siento muy orgullosa de las chicas y el cuerpo técnico. Cuando se traen jugadoras de afuera aprendemos más, de cultura y formas de jugar, yo siento que se complementa”.

Sobre el futuro del equipo, Hollander considera necesario tener ligas menores (categorías U-15, U-17) para formar nuevas jugadoras que alimenten al equipo.  Para lograrlo, Hollander le pide el apoyo a la afición santacruceña.

“Yo le quiero decir al aficionado santacruceño que nos abracen por favor, que somos de aquí de Santa Cruz y la unión es súper importante. Y sobre todo que acompañen al equipo viniendo al Estadio”. 

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios