Comunidad

Vecinos de Tamarindo y Callejones reclaman presencia de la policía municipal

Los vecinos de Playa Tamarindo y Playa Callejones de Santa Cruz se mostraron preocupados por la ausencia de la policía municipal en sus comunidades. Así lo expresaron en el Concejo Municipal del 7 de noviembre, cuando acudieron para solicitar explicaciones e intervención por parte de la municipalidad.

Según José Colombari, miembro de un grupo de vecinos organizados de la comunidad de Tamarindo, desde hace seis meses que la policía municipal no llega a Playa Tamarindo y eso ha provocado que algunas personas aprovechen para ingresar carros y motocicletas al territorio de la playa.

Además, Colombari reclamó que la construcción de un restaurante y café en el Parque Pico Pequeño se reanudó aún teniendo los sellos municipales de clausura y que, al llamar a la policía municipal, responsable de velar por que se cumplan las decisiones municipales, le decían que no era posible atender el caso por la falta de vehículos.

La alcaldesa, María Rosa López, le contó a La Voz de Guanacaste que de los cuatro vehículos que tiene la policía municipal para atender a todo el cantón, solo uno está funcionando.

Para solucionar la situación, agregó que se está tramitando la compra de dos vehículos tipo pick up, doble cabina, pero estos no serán destinados únicamente a la policía municipal sino que podrán ser utilizados por cualquier departamento.

La compra de estos vehículos se prevé para el mes de diciembre y cada uno se estima que tendrá un costo aproximado de entre ¢16.000.000 y ¢20.000.000.

En el concejo, la alcaldesa dijo que la muni atraviesa problemas con el transporte, que afecta no solo a la policía municipal sino también a los inspectores municipales, funcionarios del área de catastro y en general a todos los todos los departamentos.

“Hay veces los carros que ocupan los inspectores se los dejamos a los policías, o le decimos a los policías que nos los presten. Eso nos ha limitado a dar la atención requerida, no solo en Tamarindo, sino en varios lugares, le explicó la alcaldesa a José Colombari, miembro de la comunidad de Playa Tamarindo.

Abigail Pizarro, vecina de Playa Callejones, también acudió junto con otros vecinos a expresar su malestar porque la ausencia de vigilancia policial en Playa Callejones ha dado pie para que situaciones “como fiestas y consumo de drogas” se salgan de control.

Además de la adquisición de estos vehículos, la alcaldesa dijo que también esperan poder vender, aunque sea para repuestos, algunos otros que debido a su estado ya ni siquiera pueden andar en circulación por las calles.

La policía municipal cumple un rol complementario al de la fuerza pública, pero también tiene sus propias competencias como vigilar las patentes, las ventas ambulantes, las construcciones, los parques y centros de recreación.

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios