Turismo

Visitantes extranjeros en Guanacaste gastan menos pero llegan más, ¿qué deben hacer los empresarios turísticos?

This post is also available in: English

Los visitantes internacionales que ingresan al país por el Aeropuerto Internacional Daniel Oduber, en Liberia, son cada vez más pero, en promedio, gastan menos y se quedan menos.

 

Según datos del Instituto Costarricense de Turismo (ICT), durante el 2016 estos visitantes gastaron poco más ¢500.000 ($884) en promedio durante su estadía, unos ¢334.000 ($591) menos que en el 2009, cuando Guanacaste estaba sufriendo los embates de la crisis económica.

 

También se quedaron menos: mientras en el 2009 se quedaban unos 12 días, ahora llegan apenas a los ocho días.

 

 

 

¿Se está yendo de nuestros destinos el turista con plata? No necesariamente.

 

El año pasado hubo una tarifa más baja en las líneas aéreas y vinieron muchos turistas primerizos con un poder adquisitivo más bajo, con paquetes más cortos, por eso se quedaban menos días”.

La explicación es del gerente General de Coriport, empresa encargada de la administración del aeropuerto liberiano, César Jaramillo.

De hecho, cada año más turistas ingresan por la terminal del Daniel Oduber. Por ejemplo, en el 2016 ingresaron unos 240.000 visitantes más que en el 2013, y eso puede bajar el gasto promedio.

 

¿Que pueden hacer los empresarios guanacastecos para atraer a ese turista que gasta y se queda menos en la provincia?

 

La respuesta, según las fuentes entrevistadas, está en integrar al turismo rural comunitario como un complemento del turismo de sol y playa, y que los empresarios diversifiquen su oferta.  

 

El decano de la sede regional Chorotega de la Universidad Nacional (UNA), Víctor Julio Baltodano, propone integrar al turismo rural comunitario para que los turistas que visitan Guanacaste no solo gasten en los megaproyectos sino también en las comunidades.

 

“La mayoría de turistas que se quedan en los hoteles no conocen las comunidades rurales ni compran sus productos. Debemos encontrar a este turista que llega a las comunidades a comprar productos de calidad a un precio competitivo”, señaló.

 

El decano de la UNA propone también que los comerciantes regulen los precios que tienen algunos servicios para nacionales y extranjeros.

 

“Creo que cada vez más los turistas perciben una discriminación en los precios. Saben que el mismo servicio es más barato para nacionales que para ellos. Muchos se sienten estafados”, afirmó.

 

El presidente de la Cámara de Comercio y Turismo de Tamarindo, Hernán Imhoff, apuntó a un mayor número de actividades culturales y eventos artísticos para atraer a turistas más diversos.

 

“Este año hemos tenido ferias gastronómicas y un evento de Tango acá en Tamarindo. Con estas actividades hemos duplicado la llegada de visitas”, detalló.

 

Paraíso caro

 

Lo que más les preocupa a los empresarios es el alto costo de la vida en Guanacaste, que podría expulsar a este nuevo perfil de turista con menos poder adquisitivo.

 

El costo de la vida no solo una percepción. El último estudio del Ministerio de Economia, Industria y Comercio (MEIC), realizado en el 2014, indica que comprar los alimentos que conforman la canasta básica familiar mensual es un 10% más caro en Guanacaste que en el resto del país.

 

Así lo evidencia el estudio Canasta de bienes de los hogares de ingresos bajos.

 

Los hogares de Guanacaste gastaron en promedio ¢113.825 (en cifras del 2014) mensuales para comprar los alimentos básicos, mientras que el costo promedio nacional fue de ¢110.277, según el monitoreo realizado por el MEIC.

 

 

El encargado del Hard Rock Café en El Coco, Gustavo Araya dice que el alto costo de la vida ha incidido en que la provincia pierda competitividad en comparación con otros destinos turísticos.

 

“En algunos casos operar un negocio acá en Guanacaste no tiene ningún sentido porque los márgenes de rentabilidad son muy bajos”, se quejó Araya.

 

Además, esta tendencia de recibir turistas con bajo poder adquisitivo podría detenerse o balancearse, pues Jaramillo también dijo que en general este año las tarifas de las 19 aerolíneas que operan en la terminal liberiana han subido, por lo que se espera que aumente la llegada de visitantes con mayor poder adquisitivo.

 

La buena noticia, para la mayoría de los entrevistados, es que el flujo de visitantes no para. El reto está en saber cómo conquistarlos.

 

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios