Regional

Lluvias en Guanacaste terminarán un mes antes de lo normal y no regresarán hasta junio 2016

This post is also available in: English

El Instituto Meteorológico Nacional (IMN) estima que en este octubre las lluvias dejarían la provincia de Guanacaste y volverían hasta junio de 2016.

Así lo anunció Juan Carlos Fallas, director del IMN, quien señalo un déficit del 65% en lo que va de la estación lluviosa 2015 en la provincia.

Hasta el momento, los cantones más afectados con la sequia son Liberia, Bagaces y Cañas. Siendo Liberia el más perjudicado por la sequia y que alcanzó un déficit del 80% en las precipitaciones.

“Normalmente la estación lluviosa finaliza a mediados de noviembre, sin embargo con esta situación se podría dar en la segunda quincena de octubre. Ahora, si bajo el escenario que tenemos en este momento, y si el Fenómeno del Niño continúa, podría darse que la estación entre más tarde. Se podría estar dando en la primera semana de junio”, expresó Fallas.

Sobre el porqué no llueve durante la estación lluviosa, Fallas mencionó que un factor determinante es la combinación de vientos alisios que provienen de la zona del este, y que se unen con los del pacífico lo cual ocasiona precipitaciones muy débiles.  

“El régimen de vientos en Costa Rica es el que regula o modula el régimen de lluvias. Hasta que no haya una disminución de ese viento alisio en la zona de Guanacaste seguiremos teniendo una condición seca con precipitaciones muy débiles”, dijo Fallas. 

AyA le sigue apostando a  Nimboyores para enfrentar sequía

Sobre esta situación, Carlos Zúñiga, sub gerente del Servicio Nacional de Riego y Avenamiento (Senara), explicó que realizaron un monitoreo en 18 pozos costeros del Acuífero Huacas-Tamarindo en Santa Cruz y encontraron que 7 de estos pozos tienen un descenso en el nivel del agua, 8 de estos reservorios se encuentran secos, y 3 presentan salinización, es decir el agua tiene salitre.

La situación no es nada alentadora para el acuífero Huacas-Tamarindo, el cual presenta una reducción de unos 4 metros lo cual equivale a un 20%. 

“Existe un estrés hídrico y se espera un descenso del doble en acuífero Huacas- Tamarindo, es decir de un 40%, por lo que está prohibida la perforación de más pozos”, afirmó Zúñiga. 

Yamileth Astorga en la comunidad de Huacas, el pasado miércoles 23 de setiembre, en una reunión con el Instituto Nacional de Meteorología y Conimboco.

Para paliar esta situación, Yamileth Astorga, presidenta ejecutiva del AyA, consideró esencial continuar el abastecimiento de agua por medio de camiones cisterna a las Asadas afectadas.

Además, ella aseguró que es esencial tomar agua del acuífero Nimboyores y aseguró que quienes se oponen no son solidarios.

“Oponerse es falta de solidaridad. El acuífero Nimboyores tiene una buena cantidad de agua para abastecimiento. No es cierto que es la muerte del Nimboyores, el agua es para todos no solo para desarrollos privados”, dijo Astorga.  

El Instituto de Oceanología de Costa Rica es una organización sin fines de lucro formada por ecologistas nacionales e internacionales, quienes se oponen a la explotación del Nimboyores.

“Nuestra posición es que el acuífero del Nimboyores, por ser área de recarga hídrica (es decir, zona con características geofísicas especiales, donde se recargan los acuíferos por infiltración de las aguas pluviales y de los ríos) es la última reserva de las comunidades en caso de desastre natural o emergencia humanitaria; por eso no se debe explotar, más allá del abastecimiento de las comunidades de la cuenca: Lorena, Cartagena, Tempate, el Jobo, el Bejuco, el Edén y los pueblos vecinos.”, explica en un comunicado en su página de Facebook

Por otra parte, Miguel Obando, presidente de la Asada de Huacas y coordinador de la Comisión para el manejo sostenible del acuífero Nimboyores y acuíferos costeros (Conimboco), informó que actualmente 14 asadas componen la agrupación, la cual se formó en enero de este año y tiene dentro de sus miembros a las comunidades de El Llano, Hernández, Huacas, La Garita, Lorena, Matapalo, Potrero, Playa Grande, San José de Pinilla, Santa Rosa, Tamarindo, Villareal, entre otras.

Con el plan de manejo que están desarrollando, buscan proteger la zona con reforestación, manejo de biodiversidad, monitoreo constante y en conjunto del agua extraída y del nivel de los acuíferos. También buscarán evitar el uso indiscriminado del agua potable en riego, canchas de golf y piscinas.

 

 

 

 

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios