Regional, Nosara, Entretenimiento

Alejandro Gutiérrez: La mente detrás del Festival Caricaco

This post is also available in: English

Una vez al año, Nosara se llena de música. Nosareños, chepeños y extranjeros del mundo entero llegan al pueblo costero para disfrutar de bandas como Sonámbulo, Alphabetics, Mumble Riot, Ave Negra, 424, Cocofunka, Un Rojo y Chinese Beasts, en el festival de música llamado “Caricaco”

El creador y director de este emergente evento musical es Alejandro Gutiérrez, quien con 34 años, es padre de familia, surfista, médico y cantante de la conocida banda ska punk Calle Dolores. Ya han pasado nueve años desde que se mudó a Nosara y cinco desde el primer Caricaco.

El festival de este año fue de tres días consecutivos en vez de solo uno, como usualmente se hacía. Aquí una entrevista con Gutiérrez:

¿El festival superó las expectativas?

“Si, totalmente. No tuvimos la asistencia que esperábamos pero no me desvela. El propósito que yo tenia para este año era mejorar la logística, el lugar, la manera de hacer las cosas, además de un crecimiento mediático, darse a conocer. Obviamente sin las personas no hay evento, pero también hubieron factores en contra. Antes de marzo no estábamos preparados y durante marzo era complicado por todos los eventos y festivales que hubieron. Además este evento le da un impulso a Nosara como ya el ultimo fin de semana de temporada alta antes que todo luego caiga en recesión.

Si tomáramos el festival como un solo evento, yo diría que tal ves unas 1100 personas asistieron, 40 porciento siendo locales de la zona”.

¿Al haber escogido ese lugar amplio, estaban esperando una gran cantidad de personas?

“Más que por comodidad, se escogió ese lugar por el potencial y la belleza que tiene. Me parece un lugar demasiado único para hacer un evento y además da la libertad para hacer lo que sea que a uno le da la gana. Por comodidad no tanto ya que el acceso es un poco complicado. Desde el principio, he sabido que para llenar ese lugar necesito 5000 personas mínimo. Hay gente que le gusta el llenazo, otros que no. Además no hay quejas sobre el ruido”.

¿Como nació la idea para hacer este festival?

“En una reunión en el cumpleaños de un amigo, el dueño de Tierra Magnifica, que era el lugar donde lo hacíamos antes, me dijo que tenia el interés de hacer un evento musical en su hotel. Yo le ofrecí mi ayuda por los contactos que tenia de algunas bandas en San José. Lo que hicimos fue traer tres grupos nacionales que fueron: La Milixia, Hippo y Kurt Dyer. Así fue como comenzó en el 2010”.

¿De donde surge el nombre Caricaco?

“Cuando comenzamos a hacerlo con este gringo, Steve, estábamos hablando del nombre y él tenia como idea “Latin Lollapalooza. Yo no lo podía ni creer, me quedé pensando en eso y no se por qué se me vino a la mente el caricaco. El nombre me parecía pegajoso, además de que da una idea muy clara de donde se va hacer esto. Esto es algo relacionado directamente a la playa. Y no solo la zona geográfica, inmediatamente uno piensa en estar sentado en la arena bajo un palo viendo los caricacos caminando mientras se escucha el mar. Esto también es un estado mental”.

¿Como director del festival, tiene una junta o un equipo que le ayude?

“Tengo un problema de delegar, que hace a veces las cosas más complicadas. Este año somos seis en total planeando esto. Me gustaría que mas personas locales tuvieran un compromiso más fuerte con el festival. Es la única manera de que el festival pueda ir creciendo”.

¿Que ideas tiene en mente para que el festival crezca?

“Me gustaría hacer dos días en Finca Austria, meter un poco de música internacional, y un campamento. Eso sería una manera de atraer más gente. Darles mas facilidades, que no sea tan caro y complicado. Eso es mi plan a corto plazo.

A largo plazo a mi lo que me gustaría es hacer de Nosara un destino musical, que tanto grupos nacionales como internacionales oigan de la zona, y que se sepa que hay un movimiento de buena música en vivo y que quieran venir. Eventualmente ojala poder hacer una semana de actividades musicales, deportivas, recreativas, artísticas adonde siempre se termine con un cierre en Finca Austria de dos o tres días”.

¿Cómo se dio la selección de las bandas para el festival?

“Yo sigo muy de cerca aunque no este en San José, todo lo que están haciendo las bandas. Cuando voy a San José voy a todos los conciertos que puedo. Es seguir toda la pista de lo que va pasando, y uno ve los grupos que han estado mejorando, los que se han estado esforzando por pulir su sonido y profesionalizar lo que están haciendo. Lo que buscamos son los que estén en mejor posición y que vayan a generar movimiento de gente”.

¿Cual diría que fue el mejor momento a nivel musical?

“Yo soy muy fan de Mumble Riot y me parece que la presentación de ellos estuvo muy chiva, igual que la de Ave Negra. Tuvieron muchísima energía, siempre son momentos difíciles por ser temprano y me parece que le dieron muy bien. También 424, que tiene una parada en tarima muy sólida. Me impresiona el colmillo que tienen cuando hacen sus conciertos”.

¿En esta edición del festival, hubo algún reto o complicación que costó?

“Si, un pichazo. El primer reto que hubo fue extenderlo a tres días de eventos musicales en la noche. El segundo fue mejorar el lugar, que se viera mejor que el año pasado y que hubiera mas organización. Sacar los permisos también fue difícil, más que un reto, diría que es como un parto. Este año cambiaron todos los procedimientos, es un desorden.  Complicaciones tuvimos un montón. El miércoles cayó un aguacero leve y el jueves uno torrencial. Esto causó un pánico total de que los próximos días lloviera y nadie quisiera venir.  Además de que se dañara un equipo, y que se mojara todo”.

¿Que recompensas le deja el festival?

“Me guardo la experiencia con la gente que trabaje que eso siempre nos une. Hay buenos momentos y malos momentos, pero la verdad que con la gente que trabaje me dejo una excelente experiencia que es lo que más me llena. Me guardo la satisfacción  de que pudimos lograr algo que superó las expectativas de lo que se tenía. Me deja satisfacción saber que una o dos o 400 personas van a volver a Nosara porque se enamoraron y eso va beneficiar a la comunidad. Y me deja la satisfacción de que el evento salió bien. Nunca he ganado plata con esto. No hay una formula, lo único que se puede hacer es vender entradas, sacar un porcentaje de ganancia del guaro y las camisetas, y rezar”… dice con risas.

 

 

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios