Regional, Nicoya

¿Seguiremos siendo Zona Azul del mundo?

This post is also available in: English

Estanislao Suárez Suárez camina tranquilo entre las bolsas de empanadas, rosquillas bañadas y yuquitas que cuelgan desde un puño de ganchos de metal colocados en fila en su pulpería, en Corralillo de Nicoya.

Don “Tanis” —como le dicen de cariño— llegó hace 65 años desde la comunidad de Pozo de Agua a Corralillo para establecer un negocio en donde los vecinos no tuvieran la necesidad de viajar horas a caballo hasta Nicoya (a 15 km con muchas cuestas) para comprar arroz, azúcar, café y frijoles.

Este nicoyano terminó sin proponérselo siendo uno de los fundadores y personajes más destacados de Corralillo, pues no solo donó el terreno donde está el Ebais, el Cen Cinai y parte de la iglesia Católica, sino que es uno de los más longevos, con 101 años.

A su edad, este centenario no padece ningún malestar. Y para demostrarlo se sienta en un banco de madera en una esquina del mostrador de la pulpería, estira vigoroso una de sus piernas y se quita la sandalia: “No me duele nada, yo no sé qué es un dolor de cabeza”, afirma con seriedad.

Aunque Don Tanis se siente entero de salud, no cree que las nuevas generaciones consigan tan fácilmente alcanzar “la teja” de años.

“Lo que nos comíamos antes era producido por la tierra, ahora lo que comemos es a base de químicos”, explica sentado bajo una tira de paquetes de tortillitas. La alimentación que él tuvo, a base de productos cultivados en el patio de su casa, como maíz y frijoles, es una de la claves para vivir más años.

Diabetes y obesidad al acecho

El autor y descubridor de las cinco zonas azules del mundo, Dan Buettner, afirma que estudios científicos demuestran que la comida es uno de los secretos de la longevidad.

“Ha llegado a Nicoya la cultura de comida rápida de los Estados Unidos. Esta comida es tóxica, causa diabetes, obesidad y enfermedades crónicas”, afirmó consternado el estadounidense durante el último Encuentro de Zonas Azules, que se realizó en Nicoya el pasado 17 de noviembre.

El temor del investigador no debe tomarse a la ligera. Solo en Nicoya, entre el 2015 y el 2017, el Área de Salud de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) diagnosticó a 3.667 nuevos casos de personas entre los 20 y los 65 años con obesidad.

“Las nuevas generaciones prefieren comerse un plato de papas fritas que una tortilla con queso”, afirmó la directora del Área de Salud, TanniaTánchez,

Aunque en Nicoya y Santa Cruz la tasa de incidencia de diabetes no parece tener un patrón definido, los casos siguen acumulándose. Lo que sí ha aumentado es la tasa de mortalidad, que en Nicoya pasó de 29 a 44 casos del 2011 al 2016 y en Santa Cruz de 11 a 28.

Uno de esos casos es Alberto Suárez Guevara, hijo de don Tanis. A sus 66, él desea alcanzar los tres dígitos de años con la misma lucidez y calidad de vida que su papá. Sin embargo, reconoce que debe cuidar mucho su alimentación, pues hace unos años sufrió un infarto y padece de diabetes tipo 2, por lo que debe inyectarse insulina todos los días.

“Ahora me cuido de las grasas y como con menos sal”, dice sobre su dieta.

Lucia Suárez Guevara es la hija mayor de don Tanis y padeció cáncer de mama, del cual salió victoriosa en 1991.

A sus 68 años padece de glaucoma y presión alta. Ella cree que los hábitos alimenticios como comer rápido terminarán afectando la longevidad de los nicoyanos.

“Creo que Nicoya va a perder la zona azul porque la vida está rápida. Lo que es criollo se va haciendo a un lado y ya nadie quiere cocinar”, dijo.

“Los guanacastecos deben celebrar la comida típica de aquí, es tan simple que no se dan cuenta del poder que tienen estos alimentos”, afirmó.

El investigador Buettner reconoció que el pasado Encuentro Mundial de Zonas Azules fue un primer paso que dio el Gobierno para concientizar a la población de Guanacaste y del país sobre la importancia de mantener en los próximos años la posibilidad de llegar a ser longevos. 

“Los guanacastecos deben celebrar la comida típica de aquí, es tan simple que no se dan cuenta del poder que tienen estos alimentos”, afirmó. 

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios