Cultura, Deportes

Tres en uno, consejos para ser triatleta en Guanacaste

This post is also available in: English

Entrenar en las condiciones climáticas de Guanacaste, con altas temperaturas, baja altitud y corrientes marinas, hacen de las triatlones un deporte aún más exigente que en otras zonas del país. Sin embargo, esto no ha detenido a los deportistas de la zona, quienes han sobresalido a nivel nacional.

Tal es el caso de Paul Castro, residente de Nicoya y campeón nacional en categoría Olímpica 35-39, y Luis Cárdenas, nicoyano y subcampeón nacional en categoría Sprint.

Ellos nos dieron una serie de consejos a tomar en cuenta si usted quiere ser triatlonista en la región.

La mente es la dueña

Castro comenzó a entrenar hace tan sólo dos años, pero su cuerpo ya trabaja como una máquina, pues ya sobrepasa sus propios límites. Él considera que un gran porcentaje de su éxito está en el poder de su mente.

El cuerpo tiene que hacer lo que uno le indica. La mente se entrena como un músculo, por eso hay que motivarse aunque haya dolor y fatiga”, dice.

Él recomienda que, sin importar su edad, lo primero por hacer es mantenerse muy bien hidratado (entre dos y tres litros de agua al día) y bien alimentado para sacar lo mejor de su cuerpo en esas circunstancias.

En materia de entrenamiento, comenzar por aprender los principios básicos de la natación. Una vez que tenga más experiencia y un nado más fluido puede pasar al mar.

Castro cree que el mar guanacasteco es bastante tranquilo pero sí hay corrientes, por lo que hay que saber ubicarse y siempre ir acompañado o en grupo.

“Las Catalinas en Playa Danta o Nacascolo en Papagayo son playas tranquilas, bahías accesibles para nadar pues no hay oleaje”, recomienda.  Otro punto interesante para nadar es Punta Indio en Playa Samara, desde Villas Playa Sámara hasta la Isla Chora, con un recorrido de un kilómetro.

Para entrenar en ciclismo, se buscan distancias largas y planas (llamados “desplantes” en su jerga), mayores a los 100 km. Guanacaste tiene varias rutas para hacer fondos (entrenamiento de largas distancias) y practicar la resistencia.

Cárdenas recomienda las rutas de Nicoya hacia Jicaral (105 km), 27 de abril hacia Tamarindo (150km) o la ruta 150 a Sámara (74km). Si buscan un trayecto más difícil y montañoso, puede encontrarlo en Hojancha.

En atletismo puede entrenarse en pistas, como la de un polideportivo o rutas suaves en calle como en dirección a Río Grande, Casitas o Curime.

Cárdenas también recomienda subir el Cerro de La Cruz en series de velocidad para un entrenamiento más intenso. Para adecuar la respiración a una altitud más alta se utiliza la mascarilla de simulación de altura, la cual disminuye el consumo de oxígeno forzando los pulmones.

También es importante asistir a fisioterapia a un mantenimiento obligatorio por lo menos una vez a la semana, para aliviar el dolor y evitar la acumulación de ácido láctico y las lesiones. Los masajes son más necesarios en la medida en que se entrena más fuerte, porque los músculos se cansan y el cuerpo se desgasta.  

Marco Paniagua, terapeuta físico del Centro Estrella de David cree que la preparación física previa a las competencias es muy importante.

“Tiene que preparar sus músculos y acompañarlos de una parte más integral: chequeos, nutrición, ejercicio y poco a poco distancias cortas para adecuar el cuerpo”, dijo.

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios