Turismo

Casas en Guanacaste abren sus puertas a AirBnB

This post is also available in: English

En julio del 2015 Moisés Noguera, vecino de Nicoya, pensó que podría sacarle provecho a la cabaña de vacaciones que tenía en Dulce Nombre -a 20 minutos de Sámara-, pues casi nadie de su familia la visitaba. En ese momento, se encontró con la aplicación AirBnB y se dio cuenta que tenía un potencial de negocios en sus manos.

Al igual que Noguera, cada vez son más los costarricenses y extranjeros que se incorporan a esta aplicación estadounidense, inspirada en turismo colaborativo. La herramienta es una red social en la que las personas pueden alquilar sus casas, cabinas o hasta cuartos aa turistas. El anfitrión cobra el  97% de las tarifas de sus reservas,mientras AirBnB se deja el otro 3% a manera de comisión por cada reserva completada a través de la plataforma.

De acuerdo con Jordi Torres, Director General de AirBnB para América Latina, Costa Rica tiene un total de 8.800 alojamientos activos. Aún no se tienen contabilizados cuántas hay específicamente en Guanacaste; sin embargo, los lugares más importantes de Costa Rica son San José con 1.700 alojamientos, Tamarindo con 1.200 y Jacó con 1.000.

¿Funciona? Según el nicoyano los anfitriones necesitan  de un poco de tiempo para empezar a ver resultados. En su caso, fue hasta tres meses después que comenzaron a llegar las visitas a su cabaña, por medio de la aplicación.

 

 

“Para mí lo mejor de la aplicación es poder promocionar Guanacaste y poder hacer turismo rural, además de proteger los recursos. Yo estudio turismo empresarial, así que puedo trabajar en lo mío y promocionando la cultura y las bellezas de Guanacaste. A mí no me interesa trabajar en ningún hotel”, comentó.

AirBnB fue fundado en agosto del 2008 en San Francisco, California, y en 2011 la empresa comenzó a expandirse orgánicamente alrededor del mundo, incluyendo Costa Rica.

En el país la herramienta es más usada por los extranjeros, mientras que los ticos todavía se mantienen tímidos buscando alquileres para vacacionar con este app. El uso de AirBnB por foráneos creció en un 121% entre el 2014 y el 2016, mientras que con los ticos aumentó un 16%.

¿Qué dice el Estado?

Elmer Navarro, Jefe de atracción de inversión del Instituto Costarricense de Turismo (ICT), aseguró que el Estado no rechaza el uso de la aplicación AirBnB; lo que no acepta es la evasión de impuestos y requerimientos legales.

Navarro detalló que los pagos se realizan por Internet y no quedan registrados, por lo que se evade impuestos. Además, muchos de las casas no pagan impuestos municipales por uso comercial.

El jerarca aclaró que cualquier hotel, motel o cabina debe cumplir con permisos de salud y de seguridad.

Por su parte, Torrres de AirBnB señaló que no son un competidor directo de los hoteles pues son una oferta diferente que se adapta a viajeros de otro perfil; aquellos que buscan una experiencia conectada con la comunidad.

“En AirBnB sabemos que el turismo es una importante fuente de ingreso para los gobiernos locales, por lo que invitamos siempre a nuestras comunidades a contribuir con el pago justo de impuestos”, agregó.

Por ahora, tanto el ICT como el Ministerio de Hacienda están haciendo un estudio sobre todos los alojamientos de la aplicación, para verificar la situación legal de los oferentes.

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios