Regional

Ciudades de Guanacaste atraen más construcción comercial que playas desarrolladas

This post is also available in: English

Que Guanacaste tiene en sus playas un encanto para el desarrollo inmobiliario… de eso ya no hay duda, pero sus centros urbanos, los que no tienen playas ni montañas, también están comenzando a atraer a los inversionistas.

Si usted está buscando un lugar para invertir, debería prestarle atención al siguiente dato: los distritos centrales de Nicoya, Liberia y Santa Cruz acumularon más intención de construir locales comerciales en los últimos tres años que los distritos costeros de los mismos cantones, según datos proporcionados por el Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos (CFIA) y analizados por La Voz de Guanacaste.

Los datos incluyen nuevas construcciones y ampliaciones, así como comercios de todo tipo: supermercados, clínicas, bancos y restaurantes. Solo excluye a hoteles, pues entran dentro de otra categoría, según los datos del Colegio.

El caso más sorprendente es el de la cabecera de Nicoya, con un 630% de crecimiento entre el periodo 2010-2012 y el 2013-2015. El resto de Guanacaste creció, en promedio, un 52% entre esos periodos y el país un 20%.

Observe la diferencia: mientras en el 2014 en Nicoya se tramitaron 5.462 m2 (ni el tamaño de un Estadio Chorotega), en el 2015 se solicitaron tantos metros que cabrían cuatro estadios como este (32.109 m2). Vea Infografía.

La tendencia podría deberse a un puñado de razones. “El crecimiento es porque hoy la gente ha tenido la facilidad y oportunidad de poder tener capital para invertir para dinamizar la economía local”, dice el presidente de la Cámara de Comercio de Nicoya, Johnny Gutiérrez.

La intención de construir se mide en metros cuadrados tramitados. Es decir, el área total que los desarrolladores presentan ante el CFIA antes de iniciar su construcción.

En general, Guanacaste ha recuperado el encanto que tenía antes de la crisis inmobiliaria de Estados Unidos del 2008-2009. (Vea la nota: “Comercio en Guanacaste prospera…”)

¿Qué pasó aquí?

Una hipótesis frecuente de los analistas del mercado es que los centros urbanos se expanden, en parte, como una consecuencia del desarrollo inmobiliario costero.

Los hoteles, condominios y centros turísticos de la costa generan encadenamientos productivos con proveedores y las empresas comienzan poco a poco a instalarse en los centros urbanos más cercanos, que es donde encuentran mayor cantidad de mano de obra calificada.

La misma población aumenta para llenar la demanda de trabajo y, a su vez, presiona al mercado por más servicios de bancos, supermercados, transporte y alimentación, explica la profesora de Gestión Empresarial del Turismo Sostenible de la Universidad Nacional, Elena Dorado.

“Hay relaciones que se van reforzando y ampliando, necesidades que van surgiendo en los distintos mercados y (así) comienza a darse un crecimiento económico”, dijo Dorado.

Al menos sucede así en el centro de Liberia. Este, el distrito con la mayor industrialización de la región Chorotega, ha mantenido un nivel constante de intención en la construcción comercial en el último quinquenio y logró un aumento del 72% en el último año.

También el distrito central de Santa Cruz presenta una tendencia similar: las grandes construcciones comerciales y de vivienda durante los últimos diez años en su distrito costero más explotado, Tamarindo, parecen haber contagiado a la ciudad.

Al menos en los últimos tres años, la intención de construir locales comerciales en el distrito central sobrepasó con creces a la de su vecino más poderoso, Tamarindo, con más de 50.000 m2 de comercios tramitados ante el CFIA.

¿Y Nicoya?

Nicoya no tiene vecinos tan explotados por grandes desarrollos como Papagayo en el caso de Liberia o Tamarindo en el de Santa Cruz.

El presidente de la Cámara de Comercio cantonal, Johnny Gutiérrez, cree que el nuevo desarrollo se debe a una mezcla entre mejoras en los trámites municipales (ahora muchos se pueden realizar en línea) y más recursos para invertir en emprendimientos, provenientes de los bancos estatales.

Añadió que el desarrollo económico del cantón va cambiando; antes, los empresarios concentraban sus inversiones en un solo campo y ahora apuestan a la diversificación de los servicios.

“Se dio un cambio en el desarrollo económico nuestro. Tenemos más variedad para ofrecer al consumidor. Pedro Nansul tiene tres tiendas de diferentes tipos y Yuri Villalobos construye edificios para alquiler y también vende servicios”, comentó el regidor, haciendo alusión a empresarios de la zona.

Lo cierto es que este repunte no puede pasar desapercibido y es una oportunidad para visualizar un futuro de crecimiento comercial en los centros urbanos. ¿Es Guanacaste más que sus costas? Los datos comerciales indican que así es.

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios