Regional

Editorial: Es hora de hablar de la basura

This post is also available in: English

El problema de qué hacer con la basura en Nicoya y Nosara ha estado sobre la mesa desde hace años, con la orden de cerrar ambos vertederos, se está llegando a un punto crítico y ahora es momento de examinar en serio los esfuerzos municipales para mitigar el problema.

En cuanto al basurero de Nosara, hasta el momento el municipio lo ha ignorado y en parte es porque no tienen los fondos para cubrir dos cierres técnicos al mismo tiempo y en parte porque el terreno no está registrado a la municipalidad.

Pero esta situación no puede continuar ya que en octubre, el Tribunal Ambiental Administrativo emitió una orden final para cerrarlo. Los miembros de la comunidad de Nosara dieron un paso adelante para abordar el problema de la basura.

Para reducir la cantidad de basura que va al vertedero, la misma comunidad recaudó fondos para construir un centro de reciclaje, que abrió sus puertas en octubre. Además, la Asociación de Reciclaje de Nosara se encuentra trabajando en un plan para trasladar la basura del basurero de Nosara.

En cuanto al vertedero de Nicoya, repasamos esta polémica: Desde el 2004, el municipio recibió pedidos constantes del Ministerio de Salud para cerrar el vertedero, hasta se colocaron los sellos de clausura en el vertedero en el 2008 y de nuevo en el 2010, pero los alcaldes anteriores lograron seguir depositando la basura allí. En diciembre del 2011, el municipio comenzó finalmente el cierre técnico del vertedero de Nicoya, con una inversión hasta la fecha de 80 millones de colones.

Sin embargo, el cierre no contaba con la aprobación del Ministerio de Salud. La Director Regional del Ministerio de Salud, Zinnia Cordero, indicó a La Voz que la propuesta para el cierre técnico se presentó el 26 de septiembre de 2012, pero no fue aprobada debido a que no se ajustaba a la normativa vigente y aplicable, haciendo falta presentar una propuesta acorde a los requerimientos de rigor. Sin embargo, el vertedero se encuentra cerrado, con una malla perimetral, y la basura se tapó con varias capas de tierra.

Desde entonces, la basura recogida en Nicoya y Sámara es llevada en camión a Santa Cruz lo cual no es un problema para el Municipio de Santa Cruz ya que su relleno sanitario fue diseñado con capacidad para recibir la basura de los cantones de Nicoya y Carrillo también. Nicoya les paga 15.000 colones por tonelada para recibirlo. Según información del Departamento de Gestión Ambiental de Santa Cruz, en junio de 2013, se recibieron 397 toneladas de basura de Nicoya, lo cual asciende a 5.955.000 colones, dinero que se podría invertir en otra cosa.

Tocando el tema del mal uso de los fondos municipales, la compra de un terreno para un nuevo relleno sanitario es un ejemplo importante. La compra de las 15 hectáreas de terreno en el 2009, bajo la administración del ex alcalde Eduardo Gutiérrez, fue hecha sin los estudios ambientales adecuados y a un precio inflado de 165 millones de colones. Ahora el terreno no puede ser utilizado para este fin ya que el bosque incluye dos quebradas y una naciente que no se pueden contaminar.

La compra deja serias dudas, ya que una investigación de Telenoticias Canal 7 reveló que el terreno fue valorado inicialmente en tan sólo 60 millones de colones. Tratando de hacer uso de esta tierra inusable, el actual alcalde Marco Jiménez dijo a La Voz que será convertido en un parque ambiental, lo cual es una idea interesante, pero significa invertir otra cantidad aún desconocida de dinero sin resolver el problema inicial de encontrar un hogar permanente para la basura de Nicoya. Con este fin, el alcalde dijo a La Voz que están contemplando una propuesta reciente para comprar 6 hectáreas a la par del vertedero actual para solucionar el problema al “estilo Nicoyano.”

En una nota positiva, Nicoya ha llegado a un acuerdo con Coopeguanacaste R.L., junto con los cantones de Liberia y Carrillo, para utilizar basura para generar energía eléctrica. Además, Nicoya merece elogios por sus esfuerzos de reciclaje. En mayo del 2011, el municipio abrió el Centro de Recuperación de Materiales para reducir la cantidad de basura que se envía al vertedero, que en aquel entonces fue un promedio de 30 toneladas por día entre la basura recogida en Nicoya y en Sámara. Con una inversión de 70 millones de colones, han logrado reutilizar 350 toneladas de residuos. De hecho, según los datos de la Guía Nacional de Manejo de Residuos del Instituto Costarricense de Turismo (ICT) en el 2012, Nicoya ocupó el segundo lugar en Guanacaste en cuanto a reciclaje, y en el 2013 Nicoya obtuvo el primer puesto nacional en el cumplimiento de metas.

Proyectos inteligentes sobre como reciclar o reutilizar los residuos en formas productivas son buenas maneras de reducir la cantidad de basura que se envía a los rellenos sanitarios, y el ayuntamiento está haciendo avances en ese frente, pero están completamente parados en cuanto a la compra de un terreno para un nuevo relleno sanitario. Esperemos que en el futuro se hagan inversiones de manera responsable, haciendo un buen uso de los fondos públicos.

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios