Medio Ambiente

El chico de las abejas de Sámara

This post is also available in: English

Recientemente conocí a un joven notable. El tipo de persona que da esperanza para la raza humana. Un hombre con un sueño, la disciplina y el conocimiento para llevarlo a cabo.

Su nombre es Mario Esteban Moreno Céspedes. Decir que es un apicultor subestima quién y qué es. Él ama a las abejas y ha dedicado los últimos 10 años de su vida a ellas. Moreno Céspedes tiene panales en Guanacaste, va a la universidad para estudiar biología e inglés, y viaja por la provincia educando a la gente acerca de las abejas y su importancia para Guanacaste. Y sólo tiene 19 años.

A pesar de que mantiene más de un tipo de abeja, su especialidad es la abeja Mariola, pequeños insectos sin aguijón que producen una miel de muy alta calidad, apreciada por su sabor, y algunos dicen, por el uso medicinal.

Céspedes cuenta que la población de Mariola se ha reducido a 40% de lo que debería ser en un ambiente sano. Su objetivo es traerla de vuelta a un 100% y es allí donde entra Sámara en escena.

El joven comenzó un programa para ofrecer clases y para instalar colmenas en hogares de familias responsables, que estén dispuestas a aprender acerca de las abejas y cuidarlas, para que su población prospere una vez más.

A cambio, Céspedes pide que aquellos que pueden permitírselo, den una pequeña contribución cuando los visita, para ayudarlo a cubrir sus costos de transporte. No hay ningún costo para la colmena ni la colonia de abejas. La miel producida se queda con la familia.

Sámara ha demostrado ser un gran lugar para las abejas. La producción de miel es alta y las abejas que ha traído aquí están prosperando. Los participantes deben tener una plataforma para una caja de abejas en un lugar protegido de la luz directa del sol, la lluvia y donde no sean molestadas por niños y animales ya que las abejas son un poco tímidas. Debido a que esta abeja no tiene agijón y no pueden picar, no hay temor de daño a seres humanos o animales domésticos.

El plan de Céspedes es establecer un gran número de colmenas en Sámara, pasar un año educando a la gente aquí y luego repetir el proceso en otra comunidad de Guanacaste. ¿Por qué? Porque él ama a sus abejas y cree que prosperán en esta provincia. Quiere que Guanacaste tenga un medio ambiente limpio, con una población educada que apoya los procesos naturales que mantienen a este lugar saludable.

Céspedes quiere ser un modelo a seguir, un campeón para el medio ambiente y especialmente para sus abejas.

Mario Esteban Moreno, quien tiene 19 años, se dedica a la apicultura desde que tiene 9 años.

Si usted vive en Sámara o en alguna comunidad cercana y le gustaría tener su propia colmena, puede asistir a una clase o ponerse en contacto directamente con Céspedes al 8576 – 2036. También puede comprar su miel en el Sámara Organics. Recuadro

Si usted vive en Sámara o en alguna comunidad cercana y le gustaría tener su propia colmena, puede asistir a una clase o ponerse en contacto directamente con Céspedes al 8576 – 2036. También puede comprar su miel en el Sámara Organics. 

 

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios