Regional

Geeks de Guanacaste encontraron su nicho en nueva Universidad de Cañas

This post is also available in: English

Las oportunidades en Guanacaste podrían verse de lejos, sobre todo si de ciencia, tecnología y educación se trata; no obstante, los geeks de la provincia han encontrado un nuevo espacio de formación académica: la Universidad Invenio.

El campus está ubicado en Cañas, Guanacaste, en pleno corazón de las energías renovables de Costa Rica, pues está cerca del proyecto de energía geotérmica Miravalles, la planta hidroeléctrica ARCOSA y el complejo de eólicas en Tilarán, es decir, un escenario perfecto para poner los conocimientos en práctica.

De acuerdo con Adrián Lachner, fundador de la universidad, Invenio tiene el atractivo de funcionar con el sistema alemán Dual, el cual consiste en nueve trimestres en las aulas y siete trimestres en una empresa

«Lo básico en Dual es la fase teórica en un aula y la fase práctica en una empresa. Para que un alumno pueda ir a una empresa se diseña una práctica guiada, que es un ciclo por la empresa complementando la teoría que se aprendió en el ciclo teórico. Los primeros nueve meses son en la Universidad y luego se alterna un trimestres en la empresa y uno en Invenio», explicó Lachner.

Florida Bebidas, Boston Scientific y Ad Astra Rocket Company (Laboratorio de Franklin Chang) son algunas de las más de 50 empresas con las cuales la universidad tienen convenio para que los estudiantes realicen sus prácticas allí.

El pasado mes de julio, el presidente de la república Luis Guillermos Solís, visitó la universidad para  articular esfuerzos institucionales, para la construcción de la primera zona franca que se crearía en Guanacaste, justamente desde la Universidad Invenio.

El centro académico ofrece las licenciaturas en tecnologías de información y comunicación empresarial, ingeniería en mecatrónica (une la ingenieria mecánica, electrónica e informática), e ingeniería industrial con énfasis en operaciones. Estas duran cuatro años y medio, y al terminar la carrera se sale con experiencia laboral.

Tal es el caso de Luis Zúñiga, de Los Ángeles de Tilarán, quien a sus 24 años estudia la carrera de Tecnologías en Información y trabaja al mismo tiempo para la impresa de Invenio Intelectual.

«Con lo que me gano en el trabajo me estoy pagando la carrera. La verdad es que siento que uno aprende mucho más cuando trabaja, además ahora de qué le sirve a uno un título si en todo lado le piden a uno experiencia. Aquí tenemos la ventaja que salimos con el título y la experiencia», dijo el estudiante.

Además de las licenciaturas, la universidad cuenta con diplomados en Operación y Mantenimiento de Plantas de Energía,  Tecnologías de Comunicación e Información, Tecnologías de Diseño y Fabricación y Tecnologías de Negocios, con una duración de dos años para quienes no disponen de tanto tiempo para estudiar.

El hojancheño Luis Bogantes sostiene una pieza de plástico reciclado elaborada con una impresora 3D para el curso de diseño y fabricación.

Así es Luis Bogantes de Hojancha. Cuando salió del colegio en el 2012 no tenía ganas de estudiar ni tampoco los recursos, por lo que y se metió a trabajar en un aserradero; sin embargo, obtuvo una beca de Empléate en el que le cubren el 100% de los gastos para que estudiara el diplomado de Diseño y Fabricación.

En tan solo un año de estudiar, Bogantes aplica sus conocimientos en el aserradero y ahora es el primer promedio de su carrera, con una calificación de 90.

Apadrinados por becas

Además de Bogantes, el programa Empléate beca a 176 estudiantes de diplomado (esta es una beca que otorga el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social directamente).

Empléate ofrece una beca de ¢200.000 al mes. La mensualidad de diplomado cuesta ¢140.000, pero a los becados se les cobra¢100.000. Los otros ¢100.000 restantes se pueden distribuir en gastos de alimentación y alojamiento. Las residencias  tienen un costo de ¢40.000 al mes, pero ¢35.000 para becados. La alimentación de las tres comidas diarias tiene un valor de¢ 80.000 mensuales, pero para los becados se les deja a ¢65.000.

El 100% de los estudiantes de Invenio provienen de colegios públicos, y en su mayoría son de la provincia de Guanacaste; sin embargo, para este 2015 hubo matrículas de alumnos del Valle Central.

Invenio comenzó los diplomados en el 2010, pero fue hasta el 2013 que arrancó con las carreras universitarias. Actualmente, 57 estudiantes egresados de diplomados ya cuentan con un trabajo fijo.

 

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios