Regional

Las fiestas dejan mucha diversión pero pocas ganancias para las comunidades

This post is also available in: English

Corridas de toros, bailes, juegos mecánicos… Todos los años la gente espera con ansias la llegada de las fiesta cívicas, las cuales son la forma más tradicional de reunir fondos para los proyectos comunales.

Sin embargo, algunas de las fiestas alrededor del cantón de Nicoya reportaron pérdidas, frenando la esperanza de algunas organizaciones de llevar a cabo proyectos importantes.

El golpe más duro se lo llevó la segunda rondade fiestas en Sámara (en Semana Santa, del 21-25 de marzo), pues se reportaron pérdidas por 2,674,214 colones. Tales fondos iban a ser utilizados para reparar la clínica del EBAIS.

Durante la primera noche de las fiestas un transformador se quemó, por lo que se tuvieron que cancelar las corridas de toros y devolver el dinero de las entradas, a la vez que se tuvo que cubrir el costo del evento. La segunda noche coincidió con el partido del campeonato mundial de fútbol, por lo que mucha gente prefirió quedarse en casa viendo televisión.

Sin embargo, los días posteriores estuvieron llenos de diversión. “Es una actividad muy bonita para la comunidad”, indicó el Dr. Fulvio Paniagua Acuña, organizador, quien también reconoció: “Vieras que difícil es hacer fiestas”. Debido a estas pérdidas, las cuales él tuvo que cubrir de su propio bolsillo, se decidió o cambiar para el próximo año las fechas de los festejos, u organizar una actividad diferente para recaudar fondos.

Según Emilce Steller Ramírez, tesorera de la Asociación Progresista de Sámara (APROSA), las fiestas de fin de año de Sámara (las cuales se celebraron del 27 de diciembre al 1 de enero), sí reportaron ganancias por apróximadamente 5 millones de colones, aunque reconoció que debieron ser más.

Steller confirmó que ellos han estado en contacto con un contratista de Liberia para intentar resolver lo que parece ser un problema de fraude por parte de uno de los socios de éste. El socio pidió y recibió de Steller un pago en efectivo, pues dijo que había existido un problema con el banco al intentar cobrar el primer pago, el cual había sido dado en forma de cheque.

Con el dinero reunido durante las fiestas, Steller indicó que han comprado un nuevo equipo de sonido para la Iglesia Católica y la escuela, así como uniformes, zapatos y libros para dos niños de una familia necesitada, los cuales no podían asistirse a clases porque no podían comprar estos útiles.

Otro de los proyectos tiene que ver con el levantamiento del techo del salón comunitario y la instalación de ventiladores para aliviar el calor sofocante que hace dentro del edificio.

La Asociación de Desarrollo Integral de Caimital también reportó pérdidas de apróximadamente 700,000 colones durante las fiestas que se llevaron a cabo en la segunda semana de diciembre, aunque fue posible recuperar la mitad de ese monto durante una fiesta vaquera el 4 y 5 de mayo.

María Teresa Salas, presidenta de la Asociación, dijo que la comunidad, con una población de unos 2,000 personas, tiene recursos limitados y carece del patrocinio de las empresas locales; con la llegada de la temporada lluviosa, varios carros ya se han quedado pegados en el barro en las calles de tierra.

La comunidad ha querido desesperadamente poner lastre en las calles, pero ha sido imposible pagar la maquinaria con el faltante de los 700,000 colones. “No lo tenemos, no tenemos la plata”, ella afirmó.

Las fiestas en Garza, usualmente en la primera semana de marzo, tuvieron que ser reprogramadas para el 9 y el 10 del mismo mes debido a los fuertes vientos que afectaron al pueblo. Aún así, se logró cerrar con una ganancia de 1,127,220 colones, aunque los daños causados por los vientos fueron importantes, especialmente los causados a los puestos de comida.

Según Antonio Carrillo Carrillo, tesorero, la comisión de las fiestas se sintió comprometida a cobrar un porcentaje menor del establecido y así ayudar a los comerciantes que ya habían pagado el derecho de vender sus productos.

Ahora la comisión debe decidir la mejor forma para invertir las ganancias. Carrillo indicó que algunos de los proyectos comunitarios más importantes son: mejorar la clínica EBAIS local, rellenar y aplanar la plaza y apoyar el comité pro bandera azul para playa Garza.

Un claro contraste es Nosara, cuyas dos rondas de fiestas reportaron ganancias. Según Marcos Ávila, presidente de la Asociación de Desarrollo Integral de Nosara (ADIN), en enero se logró reunir 12,506,292 colones, y en abril apróximadamente 3 millones de colones. El dinero se invertirá en reparar caminos.

Sin embargo, las mayores ganancias se reportaron en las fiestas de Nicoya (del 30 de enero al 4 de febrero). Este año, la iglesia parroquial se hizo cargo de las fiestas con la ambiciosa meta de llegar a un récord de 20milliones de colones.

Según Luis Ángel Conseca Rojas, presidente de la comisión, los festejos del año anterior apenas llegaron a recaudar 3 millones de colones. Gracias a muchos patrocinios no se estuvo muy largo de la meta, con ganancias de 17 millones de colones. Los fondos recogidos se usarán para la construcción de la capilla de velación al costado norte de la iglesia.

Conseca dijo que, ahí, los cuerpos de los fallecidos podrán ser velados y luego enterrados, y ya no será necesario velarlos en casa. La construcción de la capilla, con ayuda del IMAS (Instituto Mixto de Asistencia Social) empezó en octubre, pero aún se necesitan más fondos.

 

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios