Regional

Magdalena Vega: “Soy mala política porque no me gusta prometer y no cumplir”

This post is also available in: English

En Ostional su nombre es sinónimo de lucha. Magdalena Vega Figueroa actual presidenta de la Asociación de Desarrollo Integral de Ostional (ADIO) no se resignó cuando le diagnosticaron cáncer de mama, ni tampoco bajó la cabeza en la Asamblea Legislativa ante la falta de voluntad de los diputados para lograr la aprobación de la Ley del Refugio de Vida Silvestre Ostional.

Hoy, luego de un año de haber sido operada con éxito del cáncer de mama y ser reelecta como presidenta de la ADIO por octavo año consecutivo, asegura sentirse con las ganas de continuar trabajando por la comunidad.

La Voz de Guanacaste conversó con la líder comunal para #JuevesdePolítica. Este es un extracto de la entrevista:

¿Qué la motivó a lanzarse como regidora en las últimas elecciones municipales y que siente que faltó para lograr los votos?

Ellos (los del partido Frente Amplio) me nombraron. Yo no quería. Dijeron que yo ameritaba ese puesto. Eso no se ganó porque faltó mucho. El acompañamiento que yo tenía no era lo suficiente y aparte yo no le puse mucho interés. Sin embargo aquí la gente en Ostional me dio todo el apoyo, hubo mucha gente en Marbella y San Juanillo que me dieron su apoyo… pero no se trabajó como tenía que ser.  

 

¿Si hubiera llegado a ser regidora, que habría hecho?

Soy mala política, seguro, porque no me gusta prometer ni aquí en el pueblo. Siempre les digo que no les puedo ofrecer nada, solo mi voluntad de trabajar y que Dios me ayude. Esos siempre han sido mis discursos porque es malo ofrecer y no cumplir.

Sin embargo, el pueblo la volvió a elegir como presidenta de la ADIO (Asociación de Desarrollo Integral de Ostional)

Sí, ya son ocho años consecutivos como presidenta, me siento con la voluntad para seguir por la comunidad.

Mientras luchaba contra el cáncer, también tuvo que hacerle frente a los diputados en la Asamblea Legislativa para la aprobación de la Ley Tecocos.

Yo no sé cómo aguanté tanto en la Asamblea. Esos son otros cien pesos. Allí hay que tener paciencia, firmeza y no doblegarse. Los diputados en los pasillos me decían: ‘Estamos con usted’, pero en el Plenario como que no les daba la gana porque siempre se ponían a hacer recesos o empezaban a meter mociones para ir pasando el tiempo y uno ahí en las barras con hambre, cansada, con sueño y ellos haciendo las de ellos, eso es desgastante.

¿Sintió voluntad de los diputados guanacastecos?

Voy a ser muy sincera: cuando Ronal Vargas estaba en la lucha antes de ser diputado hablaba riquísimo y se plantaba y se sentía, pero cuando llegó a la Asamblea ese señor cambió, ya lo veía con otro ambiente. Luego salió (renunció a su curul) y entró Suray (Carrillo). Ella luchó duro y se peleó hasta con Juan Marín (tuvieron diferencias y al final llegaron a un acuerdo). A Marta Arauz le agradezco porque nos dio el voto, pero no le metía ganas y era totalmente indiferente. A Johnny Leiva llegamos a conquistarlo, pero yo siento que él no se interesó y no conocía el proyecto; sin embargo, al final nos dio su voto.

Usted no solo luchó en la Asamblea Legislativa también lo hizo en la calle ¿Recuerda alguna manifestación en especial?  

Una vez se nos varó el bus allá por Chomes y yo andaba desesperada, los guardas (se refiere a la policía) nos andaban siguiendo y yo los señalaba y les decía: ‘¿Por qué no siguen a los delincuentes?, ¿Por qué no buscan a los narcos sino que vienen a atropellar a gente humilde que está peleando sus derechos?’- Yo les dije con autoridad:  ‘Soy libre de expresión como cualquiera’ y dieron la vuelta y no me siguieron más.  

¿Siente que fue la decisión correcta separar a Ostional del resto de la Ley TECOCOS (proyecto de Territorios Costeros Comunitarios)?

Pues sí porque sino no hubiera salido Ostional ni Tecocos, estaba amarrado tan raro que ninguno de los dos tenía salida. Cuando dijeron eso (que debía separarse Ostional) José María Villalta era diputado y fue quien dijo que había que hacer la Ley específica para Ostional. Ellos la redactaron y me llamaron para que yo le diera una revisada y yo vi que estaba bien; fue así que la mandamos al plenario. Ya han hecho estudios de que si aquí no hay gente, las tortugas se van.

¿Les beneficia a ustedes, los pobladores de Ostional, que el Refugio sea mixto?

Sí nos beneficia porque se hacen cositas que ya uno está acostumbrado a hacer como sembrar su maíz, también hay gente que tiene su casita aquí, hay propiedad privada… creo que es muy interesante que sea mixto. La gente ahora se está poniendo en orden abriendo un expediente para que les otorguen una concesión siempre y cuando hayan vivido acá toda una vida porque no van a permitir nuevas construcciones en lotes baldíos. Aquí pasó BID-Catastro haciendo un levantamiento de las propiedades. Ellos están revisando si esa misma gente permanece o no. En eso se van a fundamentar ellos para dar las concesiones.  

¿Siente que las próximas generaciones van a continuar con su lucha?

La verdad no sé. Uno quisiera dejarles acomodado a las nuevas generaciones el camino ya limpio y que puedan tener esta herencia no a medias sino que tengan una seguridad legal. Mi legado es este trabajo por la comunidad.

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios