Regional, Nosara

“No me preocupan los escépticos”, Alvin Rosenbaum, nuevo presidente NCA

This post is also available in: English

Alvin Rosenbaum, quien el 1 de abril asumió oficialmente el cargo de presidente de la Asociación Cívica de Nosara (NCA por sus siglas en inglés), ha construido una carrera en la defensa de los derechos civiles y ha encontrando soluciones prácticas a diversos problemas alrededor del mundo como consultor para la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID)y el Banco Mundial. Cuenta con diversas especialidades en gestión de turismo sostenible, alianzas público-privadas, capacitación y organización comunitaria y la unificación de comunidades en relación a un tema en particular. Ahora desea aplicar ese conjunto de habilidades para el beneficio de Nosara.

Alvin, de 68 años de edad, y su esposa Linda Tarlow, se mudaron de forma definitiva a Nosara en agosto de 2012. Descubrieron Nosara en el 2007 mientras buscaban un sitio para vacacionar que tuviera buena comida vegetariana, ya que Linda es vegetariana. Un año y medio después compraron una propiedad, visitando la zona 14 veces más antes de mudarse y solicitar su residencia. Alvin tiene dos hijos de su matrimonio anterior, uno vive en California y el otro en Israel. Alvin es judío, pero no se considera una persona religiosa.

Se describe a si mismo como un hombre práctico. “Veo las cosas que son factibles y aprendo, no podré hacer algunas cosas pero descubriré que sí puedo hacer otras”, afirmó. Sus tres prioridades son el manejo de los desechos, el agua y el polvo.Y aunque debe enfrentar la barrera del idioma, ya que solo habla inglés y debe utilizar traductores, asegura sentirse confiado en su habilidad para unir a los distintos grupos comunitarios. “He estado en situaciones posteriores a un conflicto, a un desastre natural o a algún otro evento, en donde me han enviado para ayudar a reparar el daño”, relató, “así que he ido a lugares difíciles a tratar de hacer cosas difícilese intentar un cambio importante, por lo tanto esto es un sueño. No estoy diciendo que sea tarea fácil pero sí es posible”. Nigeria, Irak, Bosnia y Sri Lanka figuran entre los lugares en los que Alvin ha trabajado como consultor. VOZ quiso averiguar qué planes tiene Alvin en su nuevo rol dentro de la comunidad, incluyendo sus esfuerzos recientes para unir fuerzas con la Asociación de Desarrollo de Nosara con el fin de formar un cantón costero.  A continuación algunos extractos de nuestra conversación.

VOZ: ¿Qué lo hizo querer tomar la iniciativa como presidente de la NCA?

Vi las oportunidades que existen aquí y, en comparación con trabajos recientes que hice en el oeste de África, la posibilidad de lograr cosas con éxito es mucho mayor aquí. Desde el inicio quede muy impresionado con la comunidad de voluntarios en el Proyecto Americano. Considerando el tamaño del lugar, cuenta con una enorme cantidad de tiempo y dinero proveniente de voluntarios, eso es muy impresionante y yo quería ser parte de eso. No fue por la playa.

VOZ: ¿Así que escogió el deseo de convertirse en cantón como tema en el cual involucrar a la comunidad?

La Asociación de Desarrollo de Nosara comenzó con esta iniciativa durante el verano anterior; leímos un artículo sobre el tema en la Voz de Nosara y comencé a hacer preguntas entre las personas de la NCA. Fue así como descubrí que las personas sentían gran escepticismo hacia el tema o no sabían nada al respecto y decidí ver que estaba pasando para determinar si era realista y si puedo hacer algo para ayudar. Pienso que en parte me ofrecí o fui reclutado por la NCA porque existía un sentimiento general de que la NCA esta dispuesta a ir en esa dirección con una mayor participación comunitaria por parte del Proyecto Americano, y ha sido muy bien recibido. Hasta el momento he recibido muy buena respuesta.

VOZ: Como estratega, ¿cuáles son las necesidades u oportunidades más importantes para la comunidad?

Creo que nos vemos afectados como comunidad porque no hay un conjunto de normas a seguir que sean aplicadas de forma consistente. Oímos que ocurren muchos robos en casas porque no hay una aplicación adecuada, ya sea policial o judicial, de la ley. Si tuviéramos un gobierno local autogobernado— que puede no ser un nuevo cantón—puede ser que en términos de estructura lo que terminemos haciendo sea distinto de lo que pensamos ahora, pero es importante que entablemos relaciones con nuestras comunidades hermanas, tanto con los ticos como con los gringos, para juntos decidir lo importante y que estas sean las prioridades. Puede ser que para el pueblo de Nosara la educación y los servicios médicos sean más importantes que para el Proyecto Americano, sin embargo todos estamos de acuerdo en que las carreteras son prioridad. Todos hablan del tema del agua como una prioridad. Debemos establecer las cosas en las que estamos de acuerdo, las cosas que son prioritarias y las que no lo son tanto, y juntos encontraremos las mejores soluciones para unir todo ese esfuerzo cívico voluntario con la acción gubernamental, ya sea en San José, en un nuevo cantón o en Nicoya. No me preocupan los escépticos ya que estos no están necesariamente informados sobre lo que podemos hacer. Por lo general, los escépticos no han investigado lo que realmente es posible hacer o han dejado de hacerlo.

VOZ: ¿Cómo se siente en su nuevo papel como presidente, con tanta historia de desconfianza entre la NCA y la Asociación de Desarrollo,entre gringos y ticos?

Bueno, hay dos partes en esto.Está la parte gringa y la parte tica. Vine a Nosara sin “equipaje”. No tengo un negocio ni soy inversionista. Estamos construyendo una casa pero es para nuestro propio retiro. No la alquilaremos. Es una casa de dos habitaciones y tenemos la intención de habitarla así que toda la historia, la historia de 40 años del Proyecto Americano, no es realmente algo en lo que yo pueda tener interés. Es agua debajo del puente; quien es dueño de que y quién engañó a quién, y todas esas cosas que hacen la historia de un lugar. Yo no soy parte de eso. Me han recibido con los brazos abiertos. Están encantados de que me he acercado a ellos y que les he propuesto una alianza y saber cómo podemos ayudar, unirnos en algunos temas y lograr algunos cambios. Además, hemos creado nuevas amistades, hemos logrado una nueva confianza, una nueva forma de ir hacia adelante y tomará lo que sea necesario. Creo en el poder de la acción voluntaria que no está motivada por el dinero.

VOZ: ¿Cuáles son sus metas principales como presidente de la NCA?

Bueno, pienso que la misión de la NCA debe ampliarse, que la definición de desarrollo sostenible sobre la cual se fundó la NCA hace 40 años se ha ampliado para incluir valores sociales, económicos y ambientales. Además, contrata a personas de la zona y brinda capacitaciones, usted sabe, contribuyendo de forma positiva a la comunidad. Por lo tanto, veo que la misión de la NCA se ha ampliado para incluir temas sociales y económicos en los que no se había enfatizado en el pasado.

VOZ: La NCA tiene en su poder y maneja distintas zonas verdes, pero la Asociación de Desarrollo piensa que esas tierras deberían pertenecer al municipio. ¿Cuál es su opinión acerca de las zonas verdes?

Debemos hacer borrón y cuenta nueva como prerrequisito para construir confianza. Sí, conozco la historia pero no soy parte de esa historia, y si estoy a favor o en contra de un tema en particular relacionado a algún proyecto en el que la NCA ha tomado un posición…para mi eso es historia. Obviamente hay algunas cosas que existen y le he indicado a mi futura Junta Directiva que tengo gran interés en establecer una relación productiva, de cooperación y confianza con nuestras comunidades hermanas para avanzar a partir de eso. Por lo tanto, si hay algún conflicto. tengamos un proceso adecuado en el cual discutir e intentar resolver los problemas de forma colaborativa y no de modo contradictorio.

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios