Regional

Ronal Vargas: “Siento que detrás de este complot político está Gloria Valerín, Ligia Fallas y una asesora del PLN”

Tranquilo, sereno y disfrutando de su estancia de Nicoya, el exdiputado del partido Frente Amplio, Ronal Vargas, asegura que su renuncia se trató de un complot político dirigido por Gloria Valerín (ex diputada), la diputada freteamplista Ligia Fallas y una asesora del Partido Liberación Nación.

El pasado jueves 5 de febrero, Vargas renunció a su curul de diputado aduciendo problemas de salud; sin embargo, días más tardes se dio a conocer que su salida se debía a una supuesta denuncia de acoso sexual en su contra.

Con una camisa que llevaba en la espalda la imagen del socialista Ernesto Che Guevara, el exdiputado atendió esta mañana a La Voz de Guanacaste en su casa ubicada en el Barrio Chorotega de Nicoya y esta es la entrevista completa.

Usted contó con el apoyo de algunos guanacastecos para quedar electo como diputado y ahora son esas personas las que les guastaría saber las razones reales de su renuncia.

La verdad mi renuncia estuvo llena de muchas cuestiones complejas. En primer lugar yo no debí renunciar.  Fue un error grande, lo reconozco ahora. En aquel momento no manejé la situación de la mejor manera. El día lunes (2 de febrero?) antepasado, el jefe de la fracción, Gerardo Vargas, me habló de un posible acoso sexual en mi contra, que alguien había interpuesto. La verdad no era una denuncia de acoso sexual, era un queja verbal de acoso sexual, pero él me lo dijo muy claro: “la muchacha que la hace era una asesora tuya , ella dice que con solo que la transfiramos de oficina, ella no hace ninguna denuncia”. Yo pensaba que el asunto ahí iba terminar.

¿Ella presentó esa denuncia formalmente?

Nunca se presentó la denuncia, ni se ha presentado, ni se va a presentar, porque esa denuncia nunca existió. Nunca estuvo escrito como tal y como la denuncia fue un asunto de complot político, pues nunca se presentó el documento en ninguna instancia.

¿Quién es la persona que hace esa denuncia? ¿Cuál era la relación con usted?

No digo el nombre de ella, por aquello que vaya a presentar la denuncia. Ella era asesora de mi despacho, abogada de Guanacaste. La conocí en la época que estábamos con la cuestión política, ella me dirigió muy bien el trabajo del partido. A partir del mes de abril del año pasado (2014), comenzamos a ser pareja en esa ocasión, nos fuimos a vivir junto allá en San José, en un apartamento y vivimos juntos hasta el mes de octubre del año pasado. Fueron siete meses aproximadamente, aunque cortamos la relación, la amistad siguió igual. Lo simpático es que en enero (2015) un muchacho de la Asamblea Legislativa comenzó ser novio de ella, este muchacho tiene una hermana que es asesora de Liberación Nacional y al parecer en la oficina de esta muchacha que es asesora, ya desde antes que yo renunciara, se venía hablando de un eventual petición de mi renuncia, según me cuenta alguien pasaba por mi oficina. Ahí es donde me doy cuenta que no obedece a una denuncia de acoso sexual, sino a un asunto de complot político.

Trascendió en redes sociales que la persona que presentó la denuncia, dice que usted la puso el puesto en cuestionamiento ¿esto es así?

Exactamente. El lunes antepasado (2 de febrero),  ella llegó como a las 8:00 a.m. y yo le dije que no estaba de acuerdo con que no me haya cumplido algunas de las tareas con las que habíamos acordado que tenías que cumplirme, particularmente una serie de tareas que ella no me había cumplido. Se molestó un poco por la llamada de atención. Me dijo: ‘¿qué ya no te sirvo en el trabajo?’ Yo le dije: ‘has sido una buena asesora solo que a mí me urge que completes estas tares’. Ella me dijo: ‘si no crees que sirva en este trabajo búscame una sustituta y échame’, yo le dije: ‘¡no! no te voy a echar, simplemente ocupo que cumplas estas tareas. Entonces ella me dijo: ‘no te sirvo, si no te sirvo me voy y punto’. Yo le dije: ‘aquí nadie estaba obligado’, entonces ella me dijo que le diera un mes para buscar trabajo y ya no estar aquí. Fue la última vez que me dirigí a ella.

¿Será esa la razón por la que ella toma represalias contra usted?

Creo que no tanto ella, si no las personas que la rodeaban (porque) ya la venían empujando a que hiciera algo. Esta situación de enojo laboral la hizo como terminar de animarse, porque precisamente ese mismo día en la tarde, fue a buscar al jefe de fracción y le dijo primero que había recibido un acoso laboral, al final cambió diciendo que era un acoso sexual y al final le dijo al jefe que si no me quitaba de ese despacho, ella hacía la denuncia de acoso sexual. Fue siempre una amenaza, no fue una denuncia planteada.

¿Quién termina la relación?

La relación de nosotros de pareja la habíamos terminado hace rato, hacía hace dos meses y medio. La situación fue por motivos normales de pareja, no fue una cuestión de infidelidad, ni de violencia doméstica, ni nada por el estilo. Lo simpático es que el 21 de diciembre fuimos a una fiesta de Navidad, en Guápiles y ella viajó conmigo. Fuimos solos los dos y compartimos. Entonces si yo soy víctima de acoso por meses, como ella lo dijo, o lo dijo más bien Gloria Valerín a los medios, cómo iba a salir todo el día conmigo a pasear y disfrutar. Yo jamás saldría con alguien que me esté acosando. Dos días después (23 de diciembre)  fuimos a la fiesta de Navidad del despacho, jugamos el amigo secreto y ella trajo un regalo extra para mi persona. Una hermosa camisa que todavía la conservo. Cómo si yo soy víctima de acoso sexual, encima voy a llevarle un regalo?

¿Este año todavía existía un vínculo emocional entre ustedes?

De hecho siempre existió. Tengo que decirlo, que nos encontramos varias veces como amigos, después de haber cortado, pues nunca hubo algo grosero en nuestra relación que nos hacía pelearnos

En relación a su renuncia usted dijo en el plenario que renunciaba por problemas de salud ¿es eso cierto?

Sí es cierto. Cuando es víctima de una acusación falsa de acoso sexual, de violencia sexual, comienza un montón de malestares físicos que afectan gravemente la salud, malestares que por meses permanecen hasta que no terminen el conflicto y aun más allá del conflicto continúan. Cualquier doctor que ha acompañado a personas en esta situación, dan fe que le dan dolores de cabeza, malestares de estómago, se le sube la presión y hay un montón de situaciones que afectan gravemente en el comportamiento de sus salud. Cuando yo mencioné esas palabras en el plenario yo estaba pensando en esos malestares que ya me estaban provocando.

¿Cuando usted presenta la renuncia es consciente que lo hace por coacción?

Eso sucedió el día jueves (5 de febrero). El día lunes yo recibí la amenaza que podría pasar algo. El día jueves me llaman Villalta y Gerardo Vargas a un despacho en particular y ahí es donde se da esto de coacción. Ahí se comienza a sacarme situaciones con las que yo venía soñando pero no creí que se haría realidad. “Imagínate Ronal todos los diarios poniendo imágenes de contenido sexual explícito y diciendo ese es el diputado Ronal Vargas, imagínate tus hijas viendo eso, tu mamá. Eso va a ser escandaloso para el partido y para tu persona.” Yo recibí mucha presión psicológica.

¿No cree usted que al renunciar usted les estaba dando la razón?

¡Claro! Fue un error de mi parte. Psicológicamente yo estaba vencido. Mi fuerza de voluntad estaba nublada, yo no era dueño de la decisión que estaba tomando en aquel momento, tanto es así, que yo le dije a Villalta: “no puedo ni hacer una carta. Hacé vos esa carta de renuncia y yo te la firmo y punto y aquí se acaba todo”. Villalta, una vez que le firmé la carta, la tomó, no me la dio a mí. Me acompañó hasta el Tribunal Supremo de Elecciones y el llega con la carta en la mano hasta la ventanilla y hasta en ese momento me la da. Señal de que el desconfiaba de que yo podía romper la carta. En ese momento tanta presión psicológica, tanta coacción y el bienestar del partido, me hicieron tomar una decisión ajena a lo que yo realmente quería.

Usted dice que su renuncia se debe a complot político ¿quién dirige ese complot?

En aquel momento no lo tenía claro, hoy lo tengo más claro, pero todavía no tengo todo el engranaje completo. Siento que detrás de este complot político está Gloria Valerín, está la diputada Ligia Fallas del partido Frente Amplio, está la asesora de liberación que es hermana de la actual pareja de mi exasesora. Porque personas me han dicho que semanas antes de mi renuncia ya se venía hablando de este tema en la Asamblea.

¿Pero qué intereses tenían esas personas de haber propiciado su renuncia?

Yo era un diputado muy incómodo al interior del Frente Amplio. Yo no seguía muchas líneas que Villalta daba, en el sentido que yo nunca fui villaltista, tuve algunos encuentros con él. Para el partido Frente Amplio resulta mejor que la que era tesorera del comité político nacional, que es mi actual sustituta en la Asamblea Legislativa, quedara de diputada y no mi persona.

¿Se siente traicionado por el partido?

El termino “partido” implica mucha gente. Yo diría por algunos líderes del partido. El partido en si, no. Yo me considero frenteamplista de corazón y de hecho la ideología socialista del partido la sigo compartiendo. Pero algunos líderes del partido no me trataron como lo debía.

¿Se sentía un estorbo para el partido? ¿Para José María Villalta?

Una piedra incómoda en el camino tal vez, para ello sí. De hecho antes de quedar electo, Villalta se acercó a Willmar Matarrita y yo lo escuché: “Willmar por qué permitiste de Ronal quedara de candidato, vos te lo merecés, vos sos el de la tradición del partido”. O sea, ya desde el principio Villalta sentía que yo no era la figura que representaría a Guanacaste.

Usted presentó un recurso de amparo electoral, con el objetivo de recuperar el puesto de diputado ¿En caso de que se le restituya del cargo, iría de nuevo en nombre del partido Frente Amplio?

Si regresara eventualmente al congreso que es lo que espero, si el Tribunal Supremo de Elecciones es justo con esta denuncia, pues me declararía como un diputado independiente Guanacasteco. Guanacaste sería mi único partido.

Si quiere regresar independiente es porque ya no confía en el partido Frente Amplio…

No tengo nada contra el partido, menos contra las bases. Tengo excelentes amistades en el mismo partido. Hay algunas dirigencias en las que sí no confío para nada.

Entonces no confía en el partido…

En los líderes del partido ya no confío.

¿Cree usted que con estos hechos el partido ha perdido credibilidad?

Han caído en una contradicción muy seria. El mismo periódico (La Nación) lo dice: Villalta cambió su discurso. Primero hablaba que el Partido Frente amplio había logrado a un diputado a renunciar por acoso sexual. Ahora dice, no mentira no lo obligamos en ningún momento a renunciar, diay cómo es?. Quién cambia su discurso de la noche a la mañana, después de que yo pongo mi amparo electoral?. Aquí como que hay gato encerrado.

¿Qué piensa de Suray Carrillo? Carrillo es quien lo sustituyó como diputado por el FA.

Ella es una excelente persona. Tiene una trayectoria social muy buena. Su formación profesional es excelente. En buena hora que haya sido ella, quien me haya sustituido en el campo; sin embargo, no es contra ella esta asunto, es un asunto de justicia.

¿De no ser sustituido como diputado, a qué se dedicaría?

Tengo una preparación muy basta. Ya soy abogado, solo me hace falta la tesis para graduarme. Tengo una maestría en sociología. He sido profesor universitario. Siento que las opciones laborales son muy amplias; sin embargo estoy viendo opciones. No quiero tomar una decisión de ese tipo hasta que ya agote todo el ámbito legal, para poder reclamar un puesto en el que siento que se me quitó de una forma inmoral, como fue coaccionándome, como fue abusando de mi voluntad, como fue engañándome con cosas que podían pasar y realmente nunca iban a pasar, porque la tal denuncia de acoso sexual nunca existió.

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios