Regional, Sámara, Vida y salud

Sobreviviente de cáncer comparte consejos de salud enseñando a cocinar

This post is also available in: English

Hace un año, en agosto de 2012, Christine Laemer fue a un examen de mamografía y se enteró de que tenía cáncer de mama. Esta noticia cambió completamente su estilo de vida, llevándola a crear una dieta diferente. Ahora Laemer comparte algo de lo que ha aprendido sobre salud y nutrición, enseñando clases de cocina en su jardín tropical.

Esta mujer alemana ha vivido en Sámara por más de 20 años. Ella cuenta que era vegetariana antes de venir a Costa Rica, pero después de casarse con un costarricense, se adaptó a la dieta local. A través de los años, se dio cuenta de que sufría de frecuentes dolores de cabeza e infecciones y cuando fue diagnosticada con cáncer, supo que su sistema inmunológico se había debilitado.

Después de someterse a una cirugía en octubre de 2012, Laemer comenzó a investigar acerca de tratamientos adicionales a la quimioterapia y se enteró de que muchas personas vencieron el cáncer modificando su dieta. Decidió tratar de hacer lo mismo y dejó de consumir café, azúcar y alimentos procesados. Empezó a comer principalmente verduras y zumos junto con un poco de pescado, nueces y granos enteros.

 “Cuando cambié mi dieta, empecé a ver mejoría rápidamente. Los dolores de cabeza desaparecieron, me veía más joven, perdí peso”, señaló. “Me sentí como yo era antes. Me reencontré a mí misma. Me acordé de la pasión al preparar una buena ensalada y de tomarse el tiempo para si misma y poner amor en los alimentos para que el amor se devuelva regrese”.

La idea de ofrecer clases empezó cuando muchos de la comunidad, incluso personas que no la conocían muy bien, comenzaron a notar los cambios en ella. Así fue que Laemer decidió impartir dos tipos de clases.

Las clases de cocina cultural exploran la comida de tradición costarricense con un toque saludable, como por ejemplo aprender a hacer empanadas en una sartén en vez de freírlas en aceite y también a cocinar con fuego de leña. Otros posibles platos del menú incluyen gallo pinto, tortillas, queso frito, plátanos, tamales, arroces tradicionales y más.

Por otro lado, la clase de cocina nutricional se centra en un estilo de vida saludable con una dieta equilibrada nutritiva para sentirse mejor, más joven, saludable, feliz y con más energía. En estas clases ella enseña a preparar jugos como la limonada casera con jengibre para la desintoxicación, y a preparar platos como el hummus, hamburguesas de garbanzo o guisos de vegetales.

“Me encanta el entorno natural y el hecho de que ella utiliza todos los ingredientes locales”, comentó Keisha Boulais que asistió a una de las clases. “Fue muy informativo. Aprendí mucho acerca de cómo comer saludablemente con ingredientes locales”.

Las clases se llevan a cabo en su casa justo al lado del río Buena Vista a unos cinco kilómetros de Sámara, e incluyen un recorrido por su jardín en donde se aprecian numerosas variedades de árboles frutales, hierbas y otras plantas.

Las clases pueden ser para la hora del almuerzo o la cena que incluye una comida cocinada con leña al aire libre en la noche. Recibe grupos de una a cuatro personas al igual que sesiones individuales personalizadas.

Para planear una clase u obtener más información, llame al teléfono 8320-2358.

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios