Regional

Wilmar Matarrita: «A mí me seduce la idea de ser presidente de este país»

El 7 de febrero, Wilmar Matarrita apostó todo por convertirse en alcalde del cantón de Nicoya y perdió, pero no descarta seguir en la política. Muy por el contrario, asegura que estudia la idea de ser candidato a presidente de la República por el Partido Frente Amplio.

A sus 51 años, el notario público es el presidente regional del Frente Amplio y forma parte de la Coordinadora para la Movilización Unitaria Nacional (COMUN).

Ahora, analiza los fallos que cometió en la campaña y sigue trabajando en los temas comunitarios que han sido parte de su agenda.

 

 

El nicoyano conversó con La Voz de Guanacaste para una entrevista de la nueva sección #JuevesdePolítica, en la que habló de sus intenciones en la política, de la falta de marcha del 25 de julio este año y de las burlas que ha recibido su esposa Suray Carrillo; además de criticar abiertamente la campaña de sus rivales en los comicios cantonales.

Ya pasaron las elecciones, ya pasó la política. ¿Qué está haciendo ahora?

Estoy en dos cosas. Una es continuando con los procesos de movimiento popular, fundamentalmente dándole seguimiento a la agenda que hemos desarrollado en la Coordinadora para la Movilización Unitaria Nacional (Común), en temas de vivienda, agua, caminos, zonas costeras, empleo juvenil y  la otra es que sigo con la agenda del partido (Partido Frente Amplio).

Tanto a Laura Chinchilla como los años anteriores con Luis Guillermo Solís usted encabezó manifestaciones el 25 de julio ¿Por qué este año no lo hizo? ¿Qué hubo diferente?

No fue que no reclamamos nada, fue que tomamos una decisión en el movimiento. Nosotros consideramos que aquí para avanzar hay que generar presión y nos hemos dado cuenta que esa presión del 25 de julio no funciona. Hemos hechos montones de (marcha los) 25 de julio  y hemos gastado millones en esas movilizaciones…

¿Y quién las paga?

Las comunidades. Cada comunidad tiene que pagar sus buses, su alimentación. Entre todos tenemos que poner plata para el equipo de perifoneo. Entonces lo que planteamos es que no íbamos hacer protesta el 25 de julio y la íbamos hacer después en otro lado y sí va ser contundente.

¿Cuándo van hacer la marcha y qué van a reclamar?

No tenemos fecha porque tenemos muchas variantes. Estamos reivindicando cuatro temas. El primero es caminos, también tenemos el tema de la vivienda, el problema con la cuenca del Tempisque, que está colapsada y lo más visible es la plaga de zancudos y el problema con el empleo juvenil.

¿Le dolió perder las elecciones como alcalde de Nicoya?

A mí no me duelen las cosas, a mí me duelen las traiciones. Eso sí duele. Eso son experiencias y en eso somos claros. El tema de la lucha por la alcaldía de Nicoya estaba planteada en términos de dos cosas: una es en mantener un trabajo que tenemos en el cantón, avanzar en ese proceso, solidificar el partido y en ese camino hay un montón de momentos de flujo, de mucha fuerzas y también momentos de reflujo. Hay un momento que uno tiene que buscar cómo replegarse, en dónde se ubica. Eso nos enseña la política.

¿Entonces hubo traiciones?

No, no, usted me preguntó y yo le digo que a mí lo que me duele son las traiciones en cualquier momento de la vida.

¿Cree que faltó mayor estrategia en la campaña?, ¿qué fue lo que falló?

Nosotros ya hicimos un balance en todos los cantones. El balance de Nicoya nos planteaba dos cosas: en primer lugar es que somos una organización muy nueva, un partido político muy nuevo, que todavía no tiene gran arraigo en todas las comunidades. Falló la disciplina. Lo otro que falló es que en Nicoya hubo una campaña muy sucia…

¿En qué sentido?

En clientelismo, en el uso de recurso de la misma Municipalidad, maquinaria trabajando todavía el último día, un sábado, recorriendo comunidades….¡hasta un sábado!. Como nunca los operarios municipales trabajaron durante los tres meses de campaña ¡como nunca!

¿Y sabe de casos específicos?

Bueno le digo que en Pozo de Agua, en mi pueblo, a mí me llaman y me dicen un día antes de las elecciones que anda una máquina niveladoras haciendo una serie de caminos municipales, que en su vida había pasado ahí. Te pongo eso… te puedo poner ofrecimientos de bonos de vivienda, yo denuncié en el Ministerio de Trabajo hasta subsidios temporal de empleo, un montón de cosas en donde los recursos municipales estuvieron en cosas de esas.

¿Y usted no denunció ante el Tribunal Supremo de Elecciones?

Legalmente (el candidato, ahora alcalde de Nicoya) lo podía hacer, pero los que no somos tontos sabemos muy bien que eso es inmoral. El alcalde municipal puede mandar la maquinaria a una comunidad, pero si en sus cuatro años de gestión nunca pasó maquinaria municipal por ahí, entonces ¿por qué tres, dos días antes de las elecciones estaba trabajando en ese lugar en concreto? Lo que sí denuncié es que es inmoral e incorrecto  la reelección de un alcalde municipal sin la renuncia. Un alcalde municipal debe renunciar seis meses antes como renuncian para cualquier otro puesto, para gente que quiere candidatear. Los alcaldes que quieren reelegirse deben renunciar. Solo en Costa Rica pasa eso.

¿Qué piensa usted de estos videos que se han viralizado en Internet, con algunos discursos de su esposa, la diputada Suray Carrillo que se han tomado en forma de burla?

Hay una campaña en contra del Frente Amplio que inició con una directriz de la Unión de Cámaras desde julio del 2010. Dijeron que el Frente Amplio no puede tener más de nueve diputados. Entonces se montó todo una campaña, cualquier cosa se le pega a los diputados, que es figura visible del partido. Errores se pueden cometer. Suray ha sido una diputada de constancia y de lucha en la Asamblea Legislativa y cada vez  está avanzando más con cosas, ella es la voz de la gente en la Asamblea. Ella lo aclaró públicamente cuando en vez de hablar de xenofobia habló de homofobia.

También hubo un video en el que decía que los mosquitos se comían a los venados…

Le voy a decir una cosa a usted y lo puede publicar. El tema de los venados fue intencional. Es más no fue declaración de Suray. El comunicado de prensa lo hicimos un grupo de personas. La palabra la usamos, porque eso fue lo que nos permitió que el tema de los zancudos esté posicionado.

Entiendo la estrategia ¿pero eso no podría afectar la imagen de la diputada?

No, quienes lo usan hacen comentarios como ‘tenía que ser del Frente Amplio para que sea tan bruta’, pero ¿quiénes son los que están escribiendo eso? Si usted analiza las redes sociales vemos una enorme cantidad de gente de la provincia de Guanacaste defendiendo a Suray sobre ese tema. También es un tema cultural, uno dice me comieron los mosquitos, posiblemente los del Valle Central dicen me picaron. Ahora, el Gobierno nos ha planteado una propuesta para la solución de los mosquitos. Cuando el tema estaba en su apogeo nos reímos muchos, porque dijimos: “nos funcionó la estrategia…”.

¿Le seduce la idea de ser diputado?

A mí me seduce la idea de ser presidente de este país. No tanto diputado. Creo que ahí está el centro de los males.

¿Cuáles males cree usted que podría corregir?

Yo tengo claro como ciudadano qué problemas tenemos. Creo que el tema de reivindicar un programa centrado mayorita

riamente en la gente y no en pocos. Yo vengo de una familia pobre, de Pozo de Agua. Yo vengo de gente humilde y trabajar para la gente humilde es siempre mi norte.

¿Y cree que podría ganar unas elecciones presidenciales?

Sí, creo que puedo ganar.

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios