Regional, Nicoya

Atención de alcoholismo y drogadicción de Nicoya con urgencia de un centro de rehabilitación

El 26 de julio del 2007 se fundó en Nicoya la Asociación Nicoyana de Atención y Rehabilitación del Alcohólico y Farmacodependiente -ANARAF. Esta asociación nace por iniciativa de Yamile Orozco Rafo para quien la idea es no solo rehabilitar a las personas con algún problema de alcohol o drogas, sino también insertarlos en el ámbito social y laboral.

Actualmente la asociación atiende a 60 personas con problema de alcoholismo y se reúnen en el salón de barrio San Martín, o en cualquier otro lugar que le presten por cuanto no cuentan con un centro de rehabilitación propio. Lo mismo ocurre con el grupo en rehabilitación por drogas a cargo de la asociación los cuales deben reunirse en una casa particular en el barrio Chorotega.

Para lograr construir un centro de rehabilitación, se necesita primero un terreno. Según Orozco, se están realizando trámites para lograr el traspaso de un lote que mide alrededor de 29.500 metros cuadrados (casi tres hectáreas). Dicho lote es propiedad del ministerio de transportes (MOPT), pero por un acuerdo de ley (Ley Nº 8469), ese ministerio adjudicó el lote a la municipalidad con el único fin de construir el cementerio de Nicoya.

Sin embargo, ese lote no puede usarse para el tan necesitado cementerio ya que ese lote no reúne las condiciones óptimas avaladas por la ley para albergar un cementerio, y  la municipalidad no puede disponer de él para otro fin. Luego,  para que el terreno pueda ser adjudicado a la asociación, se debe derogar la ley anterior y crear una nueva que autorice a ANARAF para construir el centro de rehabilitación.

De acuerdo con Orozco, la gestión está en manos de los diputados quienes deberán realizar el cambio en la citada ley.

“Tenemos la fe que a través de los diputados se pueda derogar esa ley  y  que al finalizar el mes de febrero ya podamos contar con el lote para construir el centro que mucha falta nos hace”, indicó Orozco.

Por su parte, el diputado Ronal Vargas indicó que en sus manos ya se encuentra debidamente redactado el proyecto de ley, sin embargo están a la espera de un acuerdo municipal que autorice el cambio de uso del terreno.

“Yo ya tengo listo el proyecto y estamos a la espera que el concejo de Nicoya tome un acuerdo en donde indiquen que están de acuerdo en traspasar a ANARAF ese lote, porque sin ese acuerdo nosotros no podemos dar marcha con el proyecto”, indicó Vargas.

Ante este tema Juan Aguirre  presidente del Concejo Municipal, dijo que ya la municipalidad había dado el aval.

“La municipalidad ya dio el aval, ahora el asunto queda a cargo de los diputados, ellos deben derogar la ley y acreditar a la asociación para que puedan hacer uso del terreno”, indicó Aguirre.

La Voz tuvo acceso a algunos documentos en donde existen acuerdos municipales  que dan el visto bueno para que el terreno pase a poder de ANARAF, sin embargo en los últimos meses, las posiciones en el concejo municipal se han dividido. De acuerdo con Yamile Orozco, algunos regidores quieren que solo se le adjudique a la asociación la mitad del terreno.

“Algunos regidores han propuesto darnos solo la mitad del terreno, pero eso no nos sirve porque ya nosotros tenemos trazados los módulos que queremos construir”, dijo Orozco.

Entre los módulos que se pretende construir están sala de sesiones, áreas recreativas, zonas verdes,  salas para talleres, cancha de fútbol, entre otros. 

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios