Turismo, La Voz Explica

¿Por qué es tan peligroso subir al cráter del volcán Rincón de la Vieja?

This post is also available in: English

La erupción del volcán Rincón de la Vieja el pasado lunes fue la más grande de los últimos 25 años. Expulsó rocas de todo tamaño a velocidades hasta de 150 kilómetros por hora, algunas de estas a temperaturas de más de 200 grados Celsius.

Si hubiese sucedido un día antes ¿tendríamos vidas que lamentar? Probablemente sí.

El director de áreas protegidas del Área de Conservación Guanacaste (ACG), Marco Bustos, afirma que uno de los objetivos de restaurar y conservar los ecosistemas es poder mostrarlos a un turismo que sea responsable y sostenible.

Sin embargo, desde hace aproximadamente diez años, las autoridades del ACG han notado un aumento de personas que ingresan por senderos ilegales a los conos volcánicos. 

Casi que todos los fines de semana estamos teniendo esta condición. Muchas personas han estado lucrando con el negocio de hacer accesos ilegales a zonas que pueden ser de riesgo, principalmente en actividades volcánicas”, señala Bustos.

Una búsqueda rápida en Instagram con el hashtag #RincondelaVieja es más que suficiente para observar muchas imágenes de montañistas posando frente al inmenso cráter grisáceo del volcán.

Quienes hacen estos accesos ilegales y quienes los recorren violan la Ley Forestal y al mismo tiempo se ponen en riesgo, debido a que estas rutas no son las dispuestas para visitar los sitios habilitados del parque nacional.

Un montañista nacional al que llamaremos Luis compartió su experiencia con La Voz de Guanacaste.

Afirma que pagó $100 a una persona que organiza los tours desde San José. Él y otras nueve personas hicieron la caminata de entre tres y cuatro horas hasta la cima del volcán por rutas poco vigiladas, algunos tramos por los cauces de los ríos que bajan directamente desde los cráteres.

Cuando llegaron arriba acamparon en la Laguna Jilgueros, ubicada al pie del volcán Santa María y muy cerca del cráter activo. A la mañana siguiente subieron a ver el amanecer al cráter activo del Rincón de la Vieja.

La única forma de ver el volcán es al borde del cráter, no es como que haya un mirador como en el Poás. Entonces por ese lado es un poco complejo, pero con tal de ver algo así de majestuoso como ese cráter yo volvería a subir, claro”, afirma Luis.

El ACG ha hecho un esfuerzo por desarrollar operativos en conjunto con el Ministerio de Seguridad Pública para mantener estos sitios libres de visitantes. Cuando tienen que hacer algún rescate han buscado apoyo en la Cruz Roja, rescatistas del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac) y el cuerpo de bomberos.

A pesar de la erupción del lunes, estos inconvenientes no se detienen.

El día martes que el volcán recién había hecho erupción ya tuvimos cuatro visitas que fueron monitoreados por nuestras cámaras, con todo el detalle de las personas que estaban ingresando directamente a la parte de la cima”, asegura el Bustos.

¿Por qué es tan peligroso subir al cráter del volcán Rincón de la Vieja?

El vulcanólogo y miembro de la ONG Volcanes sin Fronteras, Gino González, asegura que este es el volcán más activo de Costa Rica y que después del terremoto de Nicoya han aumentado sus erupciones.

Añade que las erupciones de los volcanes del país, al ser de conducto cerrado, son muy difíciles de predecir y además, cuando las hacen son sumamente peligrosas.

Tienen un tapón grande, por así decirlo, que cuando el magma o el gas llega a la superficie está haciendo tanta presión que revienta todo ese tapón y las erupciones son muy violentas”, explica González. 

Entre los peligros a los que pudo exponerse una persona si hubiese estado cerca del cráter ese día, el vulcanólogo enumera: la caída de rocas grandes, fragmentos de roca que viajan a una velocidad de 150 kilómetros por hora y a temperaturas de más de 200 grados celsius, una alta concentración de gases y partículas que pueden provocar asfixia. 

Según González, otro factor que vuelve al Rincón de la Vieja un volcán peligroso es el lago en su cima. Cuando hay una erupción, el lago se desborda muy fácilmente y empieza a correr por la ladera. El nivel del cauce de los ríos incrementa, arrastrando mucho material de la erupción y de lo que va barriendo mientras baja.

Tenemos algunos minutos si estamos en el río bañándonos para salir y ponernos en un lugar alto. Lo que pasa es que la gente en lugar de buscar la parte alta, se meten al puente a grabar videos” añade.

 

Lahares sobre el Río Pénjamo tras la erupción del volcán Rincón de la Vieja el lunes 28 de junio. Un lahar es un flujo de sedimentos que se desplazan por las laderas de los volcanes, estos flujos pueden arrastrar materiales volcánicos fríos o calientes dependiendo del origen de ese material. Foto: José Miguel Ramírez

Hay tres factores por los cuales González considera que es muy posible morir en una erupción volcánica. La exposición al ingresar a una zona de alto riesgo como un cráter, la vulnerabilidad al hacerlo sin ningún tipo de conocimiento, y por último, la amenaza volcánica

“El volcán como tal es así, eso no lo podemos cambiar, no podemos bajar su intensidad. Lo que sí podemos es cambiar los números de exposición y vulnerabilidad, pero más bien los incrementamos al entrar de forma ilegal en un volcán sin conocimiento alguno”.

El ascenso al cráter del volcán es permitido únicamente por  equipos de investigación. Antes de hacerlo, evalúan la sismicidad para decidir si entrar o no, si ingresan, llevan equipos de protección especial como cascos, máscaras contra gases ácidos, camisa de manga larga, pantalón y equipo de campo.

¿Es seguro visitar el parque nacional y hospedarse en la zona?

Tanto Marco como Gino coinciden en que los hoteles cercanos al volcán y el Sector Las Pailas del Parque Nacional Rincón de la Vieja están en una zona segura, ya que la actividad volcánica está sucediendo en una ubicación totalmente opuesta.

Más bien esto puede ser una oportunidad de ver un volcán activo que mucha gente puede aprovechar. Hay mucha gente en el mundo que viaja a Costa Rica para ver volcanes”, asegura González.

En el Sector Las Pailas los visitantes pueden ver fumarolas, pailas de barro y agua caliente y cataratas, de martes a domingo de 8:00 a.m. a 3:00 p.m.

Comentarios