Comida

La carne es mi pastor

This post is also available in: English

Tengo un poco más de tres años de vivir en Guanacaste y, desde entonces, he estado en una eterna búsqueda de restaurantes mexicanos que vendieran la original carne al pastor, montada en trompo y con piña arriba: ¡como Dios manda!

Lo más cercano fue un par de restaurantes en Nosara y Tamarindo, pero qué va, la carne al pastor nunca llegó a saber como la original. Eran de esos lugares con aspiraciones mexicanas, pero con menús creados por estadounidenses.

Un día, pasó lo que yo siempre soñé en Nicoya (pues es el cantón donde vivo): el 27 de marzo de este año, en una esquina del centro de Nicoya, Johel Israelsky abrió el restaurante “Al pastor”, con una oferta de antojos mexicanos irresistible.

Su sello de garantía es la carne. La carne de Al Pastor es un corte de cerdo especial. En algunos lugares se conoce como chuleta de cerdo deshuesada, pero es fileteada en forma de mariposa y se marina con especies mexicanas.

Esos olores incluyen achiote, chile en polvo, ajo en polvo, orégano, comino, sal, pimienta y vinagre. Su secreto está en que se adoba por 24 horas. Luego, la carne se monta en un trompo y se cocina al carbón y ahí va soltando el sabor: una completa maravilla.

Esta carne se usa para los tacos, que son hechos con una tortilla de maíz producida en Hojancha. También se utiliza para gringas, que son como un taco tapado, pero con tortilla de trigo y queso.

Hay opciones de combo que incluyen un burrito o una  torta. Esta última es como un emparedado que viene con aguacate y chipotle, además de la carne, el queso y otros ingredientes.

Los combos tienen un costo aproximado de ¢4.000 que varían según la cantidad de extras que usted elija.

Además de la carne al pastor, el restaurante ofrece opciones con bistec y pollo, o si es vegetariano, le pueden hacer los tacos con hongos; aunque para mí, la gracia de todo se la lleva el sabor de la carne al pastor.

El menú también incluye sopa azteca, que es un caldo de pollo y tomate acompañado de tortillitas, queso y aguacate.

Además de consentirme con mi carne favorita, aquí también me puedo tomar cerveza artesanal, cosa que no pasa mucho en Nicoya. El lugar vende la cerveza Guanaca, producida en Hojancha por Guana Beer Company.

Lea también: Guana Beer: la cerveza de Hojancha que no gasta agua

En Al pastor  también se preparan sus propias salsas picantes. Estas no tienen costo y se pueden servir al gusto. La salsa roja lleva los chiles habanero, morita y panameño. La salsa verde se prepara con jalapeño y esa es mi favorita.

La única razón por la cual no considero este mi lugar favorito para comer en Nicoya es porque utilizan platos de estereofón, un material altamente contaminante para el ambiente. 

  • Ubicación: Nicoya centro. De la bomba de Ulises 50 metros al oeste. Detrás de lubricentro Naco.⁠⁠⁠⁠

  • Horario: De lunes a sábado de 11 a.m. a 10 p.m.

  • Lo bueno: la cocina es aseada y usted puede ver cómo preparan su plato. Todo es hecho al instante. Los precios son cómodos.

  • Lo malo: La comida es servida en platos de estereofón. 

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios