COVID-19, Cañas

Salud hará más de 700 pruebas COVID-19 en Cañas para conocer la magnitud de los contagios

This post is also available in: English

El Ministerio de Salud aumentará la búsqueda de casos positivos COVID-19 en Cañas y aplicará más de 700 pruebas en los próximos días para identificar personas contagiadas con el virus. 

La decisión de Salud llega en momentos en que Cañas reporta 25 casos activos de COVID-19 y dos pacientes recuperados. La mayor cantidad de casos de toda la provincia.

De acuerdo con el director de vigilancia de la Salud del ministerio, Rodrigo Marín, la directriz es tener clara la “magnitud del tema [de los casos]” en el lugar. 

Salud aplicará las nuevas pruebas por grupos de edad y por sexo. También, aumentará el testeo en el distrito de Bebedero, donde procederá a realizar unas 135 pruebas más. En total serían unas 735 en todo el cantón. 

Estamos hablando de una cifra importante de pruebas en esta localidad [Bebedero], pues es llegar a testear a cerca de un 5% de la población de ese distrito”, comentó Marín. 

Los resultados de las pruebas estarían listas en un periodo de 15 días, estima Salud. Las autoridades no esperan necesariamente un aumento significativo de los casos para entonces. 

“Puede ser que con el aumento en la búsqueda de casos tengamos exactamente la misma radiografía, exactamente los mismos que los datos. Lo que queremos es estar seguros que las estrategias que estamos tomando son las correctas”, profundizó el funcionario.

Aseguró también que, a la fecha, las nuevas pruebas se suman a otras 600 ya aplicadas en el distrito central de Cañas desde el inicio de contagios en el lugar. 

El ministro de Salud, Daniel Salas, dijo además que como medida complementaria el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) apoyará al ministerio en Cañas en la toma de muestras para la detección del virus a nivel de aguas residuales. “Se está coordinando en Cañas para hacer el muestreo y estamos a la espera de los resultados”, precisó. 

Aumento de medidas

El Gobierno de la República anunció desde el 3 de junio pasado que el distrito central de Cañas y Bebedero están bajo alerta naranja debido al aumento de casos y a un riesgo incrementado de transmisión del virus. El resto del país está en alerta amarilla.

Los distritos de Las Juntas (Abangares), Peñas Blancas (San Ramón), Venecia (San Carlos), La Fortuna (San Carlos), todo el cantón de Pococí, Upala y Los Chiles también están bajo alerta naranja.

El objetivo es contener la transmisión, aplanar la curva de contagio por el COVID-19 y contener sus efectos colaterales”, cita un comunicado de prensa de gobierno.

El presidente ejecutivo de la Comisión Nacional de Emergencias, Alexander Solís Delgado, aseguró en conferencia de prensa que esta diferenciación significa que los distritos tienen medidas especiales en términos de circulación y comercio. Entre esas medidas está la restricción vehicular diferenciada de 5 p.m. y hasta las 5 a.m. del día siguiente, por ejemplo. 

El alcalde de Cañas, Luis Fernando Mendoza, dijo a través de la página de Facebook del gobierno local que “de continuar y aumentar los casos positivos y los casos sospechosos en el cantón de Cañas podríamos estar expuestos a una alerta roja y ahí tendríamos cierre total de todas las localidades del cantón de Cañas”.

Fue enfático en que los comercios que incumplan las medidas sanitarias y municipales se exponen al cierre del establecimiento por un periodo de 30 días naturales y, si incumplen por segunda vez, a la suspensión del permiso sanitario de funcionamiento por tres meses. 

Además, dijo que aquellas personas que consuman bebidas alcohólicas en la vía pública o sitios públicos se exponen a una multa de hasta ¢225.000.

Hemos tenido noticias de personas que tienen orden sanitaria y que no la están cumpliendo. Seremos mucho más estrictos para no exponer al resto de la ciudadanía a un contagio por irresponsabilidad de alguna persona”, enfatizó Mendoza.

Nexo identificado

Pese al alza en el número de casos en la provincia y en Cañas, las autoridades han insistido en que la mayoría de ellos tienen un origen identificado. Un factor positivo, pues denota “un buen trabajo de captación temprana”, según el ministro Salas.

Por ejemplo, el 27 de mayo pasado, la provincia registró 10 casos nuevos, ocho de ellos compartían el mismo nexo epidemiológico (mismo origen) y dos estaban en investigación. 

“Hemos venido trabajando en una captación temprana, oportuna, con la cuarentena respectiva. Es muy diferente decir que de esos ninguno tenía orden sanitaria o que tenía mucho periodo de estar con síntomas y que no se habían captado. Esto son indicadores que uno toma en cuenta para saber hacia dónde vamos en los siguientes días”, dijo Salas ese día en conferencia de prensa.

Justamente, el origen de la mayoría de casos en Guanacaste, y en Cañas, corresponden a un cluster que se creó por el contacto de un transportista que ingresó al país antes de las medidas sanitarias de Salud adoptadas en frontera.  

Según el director de Salud de la región Chorotega, Enrique Jiménez, ese cluster inició con contagios en Liberia y posteriormente se extendió a Bagaces y a Cañas. 

“Ese transportista [extranjero] estuvo 48 horas y se devolvió. Hizo entrega de una carga e hizo un cluster de infección. Básicamente podemos decir que ese fue el origen de la mayoría de los casos que ahora tenemos”, dijo Jiménez.

Agregó que ese comportamiento se conoce desde el punto de vista epidemiológico como una cadena de transmisión. 

Las autoridades descartan, por el momento, que exista transmisión comunitaria en algún cantón del país.

 

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios