Comunidad

Santa Cruz cuenta con la primera electrolinera de uso gratuito en Guanacaste

La Cooperativa de Electrificación Rural de Guanacaste (Coopeguanacaste R.L.) instaló la primera electrolinera de uso gratuito de la provincia el pasado 10 de enero.

Una electrolinera es un centro de carga para vehículos eléctricos y esta primera unidad se encuentra en la entrada principal de las oficinas centrales de la cooperativa en Santa Cruz y se puede utilizar a cualquier hora del día.

Lea también: Guanacaste instalará sus primeras electrolineras

Cómo funciona

“Este dispositivo funciona igual al cargador de un celular”, explicó Donald Hidalgo Saborío, encargado de proyectos y mantenimiento de equipos del Consorcio Nacional de Empresas de Electrificación de Costa Rica (Coneléctricas R.L.).

Los usuarios deberán estacionar sus vehiculos al frente del centro de carga, luego tomar el cargador que se encuentra enrollado sobre la máquina y colocarlo al puerto de entrada de carga del vehículo.

La carga se inicia automáticamente y se muestra el progreso en una pantalla dentro del vehículo.

Agregó que esta electrolinera se puede utilizar incluso bajo condiciones lluviosas pues tiene aislantes que le permiten alimentar sin ningún riesgos a los vehículos.

Coopeguanacaste, junto con otras tres cooperativas —Coopelesca, Coopealfaroruiz y Coopesantos— conforman una fundación de cooperativas eléctricas (Coneléctricas) que tiene entre sus objetivos promover y ejecutar proyectos de generación eléctrica a nivel nacional.

El gerente general de Coneléctricas, Erick Rojas, indicó que este año entre todas las cooperativas entregarán 15 electrolineras a lo largo del país. Cada una a un costo de alrededor de ¢1.689.000 ($3.000).  

En el caso de Coopeguanacaste, esta empresa instalará en los próximos meses una segunda electrolinera en la sucursal de la cooperativa en Nicoya, luego en Huacas y Sardinal.

Ahorro a largo plazo

Igor Ortíz, encargado de ventas de Grupo Q, una de las firmas automotrices que importan vehículos eléctricos al país,  explicó que con una electrolinera la batería de un vehículo tipo Sedan se carga de 0 a 100 en unas cuatro horas.

“Con cuatro horas de carga “tanque lleno” un vehículo puede recorrer unos 220 kilómetros”, afirmó.

Además, aseguró que el costo de cargar cuatro horas con electricidad un vehículo es de ¢2.000.

En ocho años el costo de cargar con electricidad un carro eléctrico tipo Sedán es de ¢1.600.000 mientras que con uno de combustión es de ¢10 millones”, dijo Ortiz, según estimaciones realizadas por Grupo Q.

Beneficios garantizados

A finales del año pasado el país aprobó una nueva ley que exonera el transporte eléctrico en el país por cinco años.

Se trata del proyecto de Ley de incentivos y promoción para el transporte eléctrico (No. 19.744) que estaba en análisis en la Asamblea Legislativa desde el 2015.

El proyecto promueve justamente la importación de vehículos eléctricos en el país tras la exoneración del pago de tres impuestos:  el general sobre ventas, el selectivo de consumo y el de valor aduanero.

Es decir, usted podrá pagar menos por un vehículo eléctrico.

Además, con la nueva Ley, todos aquellos dueños de un vehículo que camine con electricidad tendrá exoneración del 100% en el pago de marchamos, parquímetros gratis y no le aplica la restricción vehicular en el centro del país.

Obliga también a que el país desarrolle infraestructura para que este tipo de vehículos puedan operar sin problemas a nivel nacional. Para ello, se deberán crear centros de recargas (electrolineras) cada 80 km en carretera nacional, y cada 120 km en zonas rurales.

Para esta información colaboró la periodista Andrea Rodríguez.

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios