Nicoya, Nosara

¿Qué pasará tras la suspensión del reglamento temporal de construcciones en Nosara?

This post is also available in: English

El Tribunal de Apelaciones de lo Contencioso Administrativo suspendió el reglamento temporal de construcciones en los cinco kilómetros posteriores al Refugio Nacional de Vida Silvestre de Ostional (RNVSO), que conforman la zona de amortiguamiento del sitio de conservación donde miles de tortugas desovan anualmente. 

El Tribunal argumentó que la Municipalidad de Nicoya debe apoyarse en las leyes del Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo (INVU) para controlar “proyectos que se consideren de alguna forma atentan contra el equilibrio ambiental” mientras se resuelve la demanda. Las juezas y el juez también se basaron en que la ley de Refugio de Vida Silvestre Ostional y su plan general de manejo (que aún no está oficializado por obstáculos legales) dan un marco para velar por el resguardo del refugio.

“La protección de Refugio de Vida Silvestre Ostional, como parte del interés público representado por la protección al ambiente, deviene de su ley de creación y leyes conexas que han procurado asegurar la zona de conformidad con lo dispuesto en el artículo 1 de la  Ley 9348 del 2 de marzo del 2016”, señaló el tribunal.

Las juezas y el juez también acogieron el argumento del demandante, el empresario hotelero e inmobiliario Jeff Glosshandler, quien señaló que el reglamento le impondría limitaciones de transformación, inversión y mejora de plusvalía en las tres propiedades que posee en la zona de amortiguamiento.

La Asociación Cívica de Nosara (NCA, por sus siglas en inglés) es la agrupación que propuso el reglamento a la Municipalidad de Nicoya en 2019. El RNVSO apoya a ambas entidades en la puesta en marcha del reglamento. A ellas se opone Jeff Glosshandler a través de la sociedad JBR Capital Ventures, de la cual es gerente.

La decisión del tribunal forma parte de la demanda legal que la sociedad JBR Capital Ventures interpuso contra la Municipalidad de Nicoya por considerar que el reglamento viola los procedimientos adecuados para regular las construcciones. Según Glosshandlier, debe publicarse el plan regulador para definir las limitaciones constructivas

¿Qué pasará ahora?

La NCA aseguró que están considerando acciones legales para que el reglamento vuelva a tener vigencia cuanto antes. 

Una de nuestras preocupaciones es que en el lapso hasta que se resuelva el fondo del caso, se aprueben permisos que atenten contra la integridad del refugio de Ostional”, dijo la presidenta, Ethel Araya. 

 

El representante legal de la municipalidad, Gerardo Carvajal, afirmó que sí es posible reactivar el reglamento. «Existe la posibilidad de cambiar o solicitar modificar las medidas, pero para eso se necesita tener una razón de peso. Alguna situación nueva, algún cambio de circunstancias. Se están valorando posibilidades», dijo.

Tras la noticia, la administradora del refugio de Ostional, Yeimy Cedeño, reafirmó el apoyo a la muni y a la NCA ante el temor de que el crecimiento constructivo en el área de amortiguamiento dejen a Ostional como una “isla” ecológica. 

Mientras buscan una forma de restaurar la aplicación del reglamento, el RNVSO continuará sensibilizando y apelando a la voluntad de las personas propietarias y desarrolladoras para que tomen medidas responsables en favor de la vida silvestre y el paisaje natural, dijo Cedeño.

“Definitivamente hay leyes de urbanismo y del régimen municipal, así como la Secretaría Técnica Ambiental (Setena) que aseguran medidas de mitigación si hay impacto”, dijo también Cedeño. “Lo interesante acá era poder ir más allá de eso que existe, enfocados en el área que estamos, y con estrategias y elementos focales de manejo y de la conservación”, agregó. 

Glosshandler interpuso la demanda contra la Municipalidad de Nicoya dos meses después de la oficialización del reglamento en febrero del 2020. El empresario pidió como medida cautelar que se anulara temporalmente el reglamento hasta que el TCA resuelva la demanda. El tribunal rechazó la petición considerando que el interés de la sociedad “no puede menoscabar el interés público que implica la protección a las especies”. 

Sin embargo, el Tribunal de Apelaciones del Contencioso Administrativo le dio la razón a Glosshandler tras su apelación, por lo que el reglamento queda sin vigencia temporalmente hasta que el tribunal resuelva la demanda. La resolución definitiva puede tomar más de un año.

El tener esa respuesta de parte de los tribunales fue muy sorprendente, máxime que ya teníamos una manifestación favorable de un interés colectivo, no económico”, consideró la administradora del RNVSO. 

Por su parte, Carvajal, dijo que no esperaba que el tribunal resolviera en los términos en que lo hizo. “Consideramos que no se cumplían los requisitos esenciales para aprobar la medida en los términos solicitados”, comentó a La Voz.

La sociedad demandante no se referirá al caso. Así lo comunicó a La Voz el abogado especialista en derecho administrativo y constitucional, Ernesto Jinesta, quien representa a Glosshandler y su empresa. Según un mensaje de Jinesta, no brindarán declaraciones “por respeto a la independencia e imparcialidad judicial, así como a fin de no influir, indebidamente, a través de los medios de comunicación en la decisión que tomen los Tribunales”. 

¿Para qué un reglamento?

El reglamento controlaría el crecimiento constructivo en la zona de amortiguamiento del RNVSO hasta que la municipalidad concluya y publique el plan regulador, un documento municipal para determinar la planificación territorial. (Lea el reglamento temporal a partir de la página 53 de este documento). 

En marzo, el alcalde de Nicoya, Carlos Armando Martínez, dijo que están en la etapa de estudios necesarios para la construcción del plan regulador, y que les puede tomar hasta cuatro años en concluirlo y publicarlo. 

Los estudios son muy caros, ya sea que se hagan con recursos propios o no. (…) El máximo apoyo de mi parte es que se genere el presupuesto y que [el plan regulador] se haga en los próximos cuatro años”, agregó.  

Ante la tardanza del plan, la NCA lo propuso a la municipalidad el reglamento temporal de construcciones y esta lo acogió y trabajó por más de un año en la comisión de plan regulador del concejo municipal y en actividades en el distrito de Nosara. 

Con el instrumento, la municipalidad limitaba el tamaño de las construcciones, el área constructiva de acuerdo a la totalidad del terreno, la disposición de aguas residuales y la dirección de la iluminación para que no desoriente a las tortugas. Todo con el objetivo de  preservar el hábitat de las miles de tortugas que llegan a desovar a la playa de Ostional y los mantos acuíferos ubicados en la zona de amortiguamiento.

“Este reglamento buscaba un desarrollo responsable para evitar lo que ha sucedido en lugares como playa Grande, donde las tortugas llegan cada vez menos por la contaminación que ha generado la iluminación de Tamarindo”, ejemplificó Cedeño, del RNVSO.

Según el coordinador del departamento constructivo del gobierno local, Josué Ruiz, la entrada en vigencia del reglamento no estaba generando conflictos con los desarrolladores que presentaban permisos de construcción.

“Puedo decir que a menos de cinco casos les hemos detectado problemas en el área, con la altura de los planos o el tamaño de ocupación”, dijo La Voz de Guanacaste en marzo, tras un año de aplicarse el instrumento. “Estamos hablando de tal vez 500 permisos de construcción donde solo cinco han sido el problema. Es muy poco”, apuntó. 

Sin embargo, Glosshandler reclamó que no existía un debido proceso para que el reglamento temporal entrara en vigencia (enlace con contenido en inglés). Desde antes de su publicación, este empresario y su equipo entre quienes figura también el exdiputado Otto Guevara Guth asistieron al concejo municipal a mostrar su oposición al reglamento. 

“No me opongo a que haya restricciones sobre la altura o las áreas de construcción”, dijo en un derecho de respuesta en Semanario Universidad. “Pero estas deben ser acordes con las realidades de las actividades de la zona, las posibilidades de los locales de cumplir con los costos y el resultado de un proceso participativo”, escribió. 

En un comunicado, la NCA pidió a quienes están a favor del reglamento utilizar el hashtag #YodefiendoOstional en publicaciones en redes sociales y denunciar ante la municipalidad las construcciones o desarrollos que pongan en riesgo el refugio. 

La asociación también pidió a las organizaciones que están de acuerdo con el reglamento, enviar una carta dirigida al gobierno local manifestando el apoyo y el deseo de participar como coadyuvante. 

 

Colaboró con el reporteo de esta información María Fernanda Cisneros

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios