Regional, Nicoya, Medio Ambiente

Vecinos de La Granja Nicoya instalan puentes aéreos para evitar muertes de monos

This post is also available in: English

Luego de haber presenciado el pasado 31 de marzo, el atropello de una manada de monos aulladores frente al bar El Retoño en el Barrio La Granja de Nicoya por un bus, Milagro Barboza, vecina de Curime, decidió comprar los materiales para construir un puente en el área afectada.

A Barboza la ayudó el cubano Osdani Álvarez, vecino y testigo del accidente.

Los materiales para elaborar este primer puente costaron cerca de 30.000 colones y el mismo se instaló el sábado 2 de abril, con la maquinaria y funcionarios de la empresa H. Solis, que están reparando la calle.

Debido a las reparaciones en este tramo de la ruta 150, se han talado muchos árboles y se quitó el puente aéreo que instaló Coopeguanacaste, por lo que los monos ahora cruzan por la calle. Barboza presentó ese mismo día la denuncia ante el Minae.

Mono ahullador atropellado el 31 de marzo en ruta 150. Foto por Milagro Barboza.

También, Barboza recibió 200.000 colones por parte de trabajadores del INS y con ese dinero ella y Álvarez esperan comprar los materiales y conseguir la mano de obra para construir 4 puentes más en Nicoya, de mejor calidad, y reforzar los lados del que ya se instaló el sábado.

Se instalará otro puente en el barrio La Granja, dos puentes antes de llegar a Casitas de Nicoya y uno en Curime.

El dinero también se utilizará para hacer bebederos de agua y un sistema para darles mantenimiento a los puentes.

Los puentes estan siendo contruidos por Osdani Álvarez en el Taller Cuba en barrio La Granja.

Osdani Álvarez colgando el puente sobre ruta 150 con maquinaria de empresa H.Solís. Foto por Milagro Barboza.

Marilis Riba, presidenta de Rescate Animal vio la publicación del atropello en nuestra cuenta de Facebook y llegaron a Nicoya el día martes 5 de abril para apoyarlos en la construcción de los puentes e instalar pequeños contenedores con melaza y otros cerca con agua, para que los monos se acerquen a beber.

También coordinaron con los vecinos y estudiantes de la UNA Nicoya para que ellos rellenen los envases y le den seguimiento al a hidratación de los monos.

Queremos involucrar un poquito a la comunidad porque nosotros venimos desde San José y no podemos venir a estarles poniendo agua a los monos. Los estudiantes de la UNA y vecinos de la zona fueron a ver donde estaban los tomaderos de agua y se comprometieron a rellenarlos”, dijo Riba.

 

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios