Nicoya

Vecinos de Nicoya tienen siete años sin recibir agua en sus casas

Un grupo de vecinos del barrio El Caimito de Nicoya asegura que lleva siete años sin recibir agua en sus hogares pese a una orden de la Sala Constitucional del 2012 que le ordenó al Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) garantizar este servicio.

Miguel Ángel Jiménez es uno de estos vecinos afectados por el faltante de agua. Él fue quien interpuso el recurso de amparo en el 2012 en contra del jefe de la sucursal del AyA en Nicoya, Max Gómez, alegando el derecho fundamental a recibir agua potable.

La Sala le dio la razón a Jiménez y en el 2012 ordenó a Gómez realizar las acciones para garantizar el acceso al agua potable a los vecinos. Sin embargo, siete años después, los vecinos afirman que los problemas continúan.

Así lo confirmó Verónica Vargas, quien vive a 300 metros del único tubo de donde obtienen el agua los vecinos de este sector. Ella dice que lo peor es tener que hacer las tareas domésticas en horas de la noche y la madrugada, pues el líquido solo llega en ese horario a la fuente pública.

Imagínese lo que es llegar, hacer fila con los demás vecinos para cargar el agua y  luego ponerse a lavar ropa a la 1 de la mañana”, afirmó indignada Vargas, a quien además le preocupa tener que dejar solos a sus hijos en casa mientras ella sale a cargar con agua los baldes.

La Voz de Guanacaste realizó un recorrido al mediodía del miércoles 6 de febrero en este sector del barrio El Caimito y comprobó que, al abrir la llave del tubo de la fuente pública, no sale agua. En este sector hay unas 10 familias afectadas por la falta del líquido. Algunas de las casas son de bien social.

“Ayer hasta las 11 p. m. salió agua”, comentó con tono de resignación el vecino José Francisco Espinoza, quien vive al frente de la fuente pública. Espinoza dice que en marzo y abril la situación es peor porque no hay agua a ninguna hora.

AyA dice que no hay cobertura

El jefe cantonal del AyA, Max Gómez, le dijo a este medio que en ese sector del barrio El Caimito no existe cobertura del servicio de agua potable y que las casas están ubicadas a una altura que impide que la presión del agua llegue hasta ellas.

Según el funcionario, el agua llega a la fuente pública en la noche o madrugada porque hasta esa hora la presión del agua es mayor. También dijo que la fuente pública la instalaron en acatamiento a la orden de la Sala en el 2012 y que a los vecinos no les cobran esa agua.

“Ellos en ningún momento han sido usuarios del sistema, por eso no se les puede cobrar nada”, señaló Gómez.

El funcionario dijo que esperan solventar el problema cuando estén completas las mejoras al acueducto de Nicoya, las cuales estaban programadas para que terminaran en el 2018, según el sitio del Programa Integral de Abastecimiento de Agua para Guanacaste (Piaag).  

El vocero de prensa del AyA, David Quirós, corroboró que las obras en el acueducto de Nicoya en efecto están atrasadas. La Voz de Guanacaste intentó conocer para cuándo estarían completas, pero al cierre de edición no hubo respuesta sobre esta fecha.

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios