COVID-19, Santa Cruz

Vecinos de Tamarindo marcharon para exigir apertura total de la playa y reactivar comercio en la zona

This post is also available in: English

Un movimiento de vecinos de varias zonas costeras del país, incluido Tamarindo, exigieron la apertura total de las playas para levantar la economía de sus comunidades bajo el lema “Playas Abiertas con Responsabilidad”. “Estamos en una situación precaria”, dijo la vecina de Tamarindo Mitzam Fontiveros, quien formó parte de la iniciativa. 

La convocatoria, según Fontiveros, reunió a unas 100 personas a las 11 a. m de este miércoles en la rotonda de Tamarindo. La comunidad caminó hasta la zona del estero, un kilómetro aproximadamente.

Fontiveros aseguró que la marcha tuvo por objetivo hacer un llamado a las autoridades del Ministerio de Salud para que replanteen los horarios de apertura actual de las playas, y además, exigir un plan de rescate económico específicamente para las zonas costeras.

Las playas están abiertas entre semana en horario de 5 a.m. a 8 a.m. pero solo con fines deportivos, no recreativos. Al mismo tiempo, algunos parques nacionales que tienen playa, como el Refugio de Vida Silvestre Ostional, están en funcionamiento con un aforo del 50%.

Ese horario no nos sirve, así no se reactiva el turismo porque con ese horario nadie viene a consumir”, agregó Fontiveros.

Las comunidades de Playas del Coco, Jacó, Puerto Viejo de Limón, Pavones y Santa Teresa se unieron a la marcha según un comunicado difundido por los organizadores.

En varios videos difundidos por los participantes de la marcha en redes sociales y compartidos con La Voz de Guanacaste, la mayoría de los asistentes lucían con mascarillas, con carteles y distanciamiento entre sí. 

También, oficiales de la Fuerza Pública estuvieron presentes durante la caminata y arrestaron a una de las participantes.  

Según Fontiveros, el movimiento no tiene contemplado más marchas por el momento y esperan una respuesta de las autoridades del Gobierno para decidir si toman nuevan acciones. 

De acuerdo con el comunicado, más del 70% de los comercio en Tamarindo están cerrados.

¿Y los protocolos de Salud?

Según Fontiveros, la apertura total de las playas debe ir acompañada de un protocolo que “Salud debería trabajar”.

Agrega que para ese protocolo de apertura total, las autoridades deberían acercarse a las comunidades a través de las asociaciones de desarrollo. Según ella, ya hay ciertas ideas para poder llevarlo acabo.

No hay turismo externo, ni población flotante, es muy difícil que las playas se llenen todas. Pensamos en que se pueda pagar a los salvavidas de la playa para que vigilen el distanciamiento social, por ejemplo, o trabajar con campañas de educación”, comentó. 

La Cámara de Turismo Guanacasteca (Caturgua), respondió a la marcha con un comunicado de prensa, en el que explicó que la entidad se ha reunido con los empresarios del sector turístico y autoridades de gobierno para desarrollar estrategias y protocolos que permitan reactivar el sector.

Según Caturgua, el encuentro más reciente que permitió llegar a una serie de acuerdos fue el día 23 de junio. En la reunión participaron el ministro de Salud, Daniel Salas y el presidente de Canatur, Rubén Acón.

Entre lo acordado fue que  “la fase 3 de reactivación económica iniciaría este fin de semana y cualquier cambio o evento de importancia será comunicado con anticipación”, indica el comunicado. 

El Gobierno pretendía entrar en fase 3 de apertura esta semana, pero la aplazó por un aumento en el número de contagios a nivel nacional.

Con ese nivel de apertura,  el acceso a las playas sería de lunes a domingo de 5:00 a.m. a 9:30 a.m.

“¢25.000 en todo el mes”

Marcelo Matos es propietario de una tienda de venta de tablas de surf en la comunidad. Según él, es de los pocos que sigue con el negocio abierto en Tamarindo.

Con la pandemia, los ingresos del negocio cayeron al punto de recibir ¢25.000 en todo el mes.

De la marcha no estoy muy enterado pero sí le puedo decir que la estamos pasando muy mal. Yo por suerte tenía un poco de plata ahorrada y con eso me mantengo ahorita”, comentó. 

Agregó que los dueños del lugar que alquila le bajaron la renta y que solo pudo mantener a su personal completo durante los primeros dos meses de pandemia. Además, su trabajo de DJ por las noches tuvo que dejarlo por completo. 

“Tengo un amigo que vivía de ser DJ y ahora está haciendo chimichurri. La situación está horrible”, agregó el propietario.

 

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios