Turismo

Seis sitios para desconectarse y autodescubrirse en Guanacaste

This post is also available in: English

Puede tratarse de unas clásicas clases de yoga, un retiro de silencio o experimentar la alimentación a base de plantas y frutas. Las vacaciones saludables parecen haber llegado para quedarse como una motivación más para emprender un viaje.

En el mundo se le conoce al sector como turismo de bienestar, y a sus protagonistas como viajeros desconectados.

Según datos de la organización sin fines de lucro Global Wellness Institute (GWI o Instituto Global del Bienestar, en español), pionera en el estudio de este tipo de turismo, este es el sector con uno de los mayores crecimientos en la industria.

La ONG pronostica que la economía generada a nivel mundial por esta actividad crecerá a un promedio anual de 7,5% hasta el año 2022, mientras el turismo en general crecerá a un 6,4%.

Laura Barrantes, presidenta de la Asociación Costarricense de Turismo de Bienestar, que estudia el comportamiento del sector desde hace dos años, aseguró que cada vez son más las empresas a nivel nacional que buscan sacarle provecho a esta necesidad de los viajeros de vivir experiencias saludables. Sin embargo, afirma que no se tienen datos exactos de cuántos hoteles se enfocan en ese turista.

“Los viajeros que eligen este tipo de viajes son aquellos que buscan servicios que puedan complementar un estilo de vida saludable que ya tienen, en la mayoría de las ocasiones. En el país hay mucho espacio para crecer”,  dice Barrantes.

Eso sí, según la presidenta de la Asociación, Guanacaste es la zona del país que se percibe como la que más oferta instalada tiene. La cantidad de expatriados contribuyen con esta realidad, “pues ya tienen el concepto claro y emprenden bajo ese modelo en sus negocios”, dijo.

Datos del Instituto Nacional de Turismo (ICT) confirman que cada vez son más los viajeros que llegan a la provincia buscando bienestar. En la más reciente encuesta de viajeros internacionales que ingresaron por el aeropuerto Daniel Oduber en Liberia, sobresalió que un 88% de los extranjeros que vinieron al país fue a vacacionar y que el bienestar fue una de las actividades que realizaron durante el paseo (un 45% de ellos).

Alimentar el cuerpo y el alma

Barrantes y el Global Wellness Institute (GWI) coinciden en que el turismo de bienestar tiene puntos claves para considerarse como tal. El ofrecimiento de complementos como aguas termales, spa y una alimentación especial son considerados algunos de los más importantes.  

Varios de los centros consultados en la provincia que se enfocan en atender a este público coinciden en que la clave está en ofrecer paquetes personalizados a cada visitante, que se ajuste a sus gustos y necesidades. En un retiro habitual, la mayoría de estos centros le ofrecerá una conexión directa con la naturaleza.

El distrito de Nosara en Nicoya sobresale como una de las zonas a nivel nacional que más ha entendido el concepto de turismo de bienestar, según la Asociación . De hecho, a este lugar de selva y playa se le reconoce por ser “un paraíso del yoga”, una de las actividades que más buscan este tipo de viajeros.

Esto se debe en parte al trabajo pionero del Nosara Yoga Institute, que abrió sus puertas desde 1994 en el distrito, cuando muy poca gente hablaba de esta disciplina en el país.

Lugares como el Blue Spirit y Bodhi Tree en Nosara son ejemplo de esos sitios que atraen a los viajeros desconectados.

En el caso del Bodhi Tree, su operación principal es distinta a un hotel convencional, pues ellos coordinan principalmente la renta de sus habitaciones, espacios y servicios a profesores internacionales que organizan sus propios retiros.

Un 90% de quienes nos visitan vienen a un retiro con alguno de estos profesores. El otro 10% son clientes regulares”, contó Melanie Martínez, encargada de retiros del hotel.

La mayoría de visitantes que llegan al lugar son de países como Estados Unidos y Canadá, y realizan actividades que van desde los retiros básicos de yoga hasta los combinados con actividades propias de la zona como el surf.

Otros puntos de la provincia como Hojancha y Playa Negra, en Santa Cruz, también cuentan con oferta para el turista de bienestar.

Por ejemplo, el centro de bienestar Tanglewood, en Hojancha, ofrece experimentación con el crudiveganismo y entender sobre la alimentación a base de plantas y frutas.

“Tenemos la filosofía de la alimentación viva, en estado natural y pura. Vienen visitantes de Brasil, Estados Unidos, Chile. Es un público bastante amplio”, dice Virginia Toledo, del centro.

Por más

Como Barrantes, el ICT coincide en el potencial de Costa Rica para atraer a estos viajeros que, según el Global Wellness Institute gastan en promedio $1.528 por viaje, un 53% más que el turista internacional típico.  

Desde el 2017, el Instituto desarrolla una estrategia país llamada “Wellness Pura Vida” con el objetivo de posicionar a Costa Rica como destino de bienestar en ferias internacionales y capacitar a líderes locales para que incluyan el concepto y potencien su oferta.

 

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios