Cultura, Comida

Brownie de semilla de guanacaste

This post is also available in: English

Esta es otra de esas recetas incómodas que hemos compartido en La Voz, pero incómoda en el mejor de los sentidos. Aunque no vas a encontrar todo lo que necesitás en la alacena o en anaqueles del súper, seguro sí lo harás a unos cuantos pasos en tu patio o en el monte.

Te tenés que llenar de paciencia de abuela, si aspirás cocinar como una y si querés pegarle un mordisco a este brownie o presumirlo en redes, tendrás que trabajar por ello. Antes de calentar el horno, agarrá un balde y salí en busca del ingrediente principal: semillas de árbol de guanacaste.

Marielos Carrillo vuelve del patio a la cocina de su casa en barrio La Virginia con las manos cargadas de hojas y pone junto a los demás ingredientes una planta…
LEER MÁS

Orejero, piñón de oreja, caracaro, parota, conacaste, guanacaste. En Latinoamérica son tantos los nombres con los que se conoce a este árbol como los platillos que pueden cocinarse con sus semillas.

Debo confesar que la primera vez que vi alguien usándolas fue hace muy poco. El chef costarricense Gilberto Briceño compartió en sus historias de Instagram un video en el que pelaba una infinidad de semillas para hacer un postre en su cocina.

En sus propias palabras, Briceño describe su trabajo como el puente que conecta los ingredientes «olvidados» del país con los exigentes paladares de todo el mundo.

Las semillas nosotros las recolectamos de fuentes silvestres, de montañas, de patios de casas, etc. Es un producto que no se comercializa porque muy poca gente conoce que se puede comer”, agrega el chef.

A continuación, te dejamos la receta para calentar una tarde fría en la altura guanacasteca acompañado de un café, o para volcar una pelota de helado de vainilla encima si estás en la bajura.

Ingredientes:

  • Huevos: 100 g
  • Leche de marañón*: 142 g
  • Sirope de agave**: 82 g
  • Tahini***: 186 g
  • Polvo para hornear: 1 g
  • Harina de semilla de guanacaste: 90 g
  • Chocolate orgánico: 35 g
  • Azúcar moreno: 40 g
  • Coco seco: 50g
  • Sal: 4 g
  • Aceite de coco: 63 g
  • Chips de cacao 60%: 63 g

* Usá cualquier leche que se ajuste a tus gustos y necesidades nutricionales.

** Podés sustituirlo por sirope de maple o por un sirope casero de azúcar blanco y agua en partes iguales hasta obtener esa misma textura. Otra opción es cocinar tapa de dulce con agua y reducir la mezcla hasta que tenga esa consistencia de sirope denso.

*** Utilizá mantequilla de maní, de almendra o mantequilla convencional.

Preparación de las semillas:

  • Lavar muy bien las orejas de guanacaste.
  • Abrir las orejas para poder sacarles las semillas que están dentro. 
  • Poner las semillas en agua y enjuagar bien.
  • Cocinarlas en una olla con agua durante 3 horas.
  • Pasarlas por un colador para quitar el exceso de agua.
  • Enjuagar de nuevo las semillas para que el hollejo empiece a desprenderse.
  • Pellizcar las semillas una por una para separar la parte externa de la semilla de la parte interna, la semilla más tierna, esta es la que se necesita para cocinar. (Este es un proceso bastante lento, lo mejor es hacerlo entre varias personas).
  • Una vez que ya están las semillas peladas, tostarlas al sol por cinco horas.
  • Procesar en un moledor para hacer harina. Las semillas tienen que estar 100% secas para poder molerlas.

Preparación del brownie:

  • Precalentar el horno a 325 grados Celsius.
  • Mezclar en un tazón grande el polvo de hornear, la harina de semilla de guanacaste, chocolate en polvo orgánico, azúcar moreno, coco seco, y sal.
  • Sin dejar de revolver, agregar el huevo, aceite de coco, leche de marañón, sirope de agave, tahini y por último, los chips de cacao.
  • Hornear durante 25 minutos a 325 grados Celsius.

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios