Comunidad, Especiales

La Cruz: contrastes de una ciudad olvidada

This post is also available in: English

¿Alguna vez se ha asomado a ver el paisaje de Bahía Salinas desde el parque Central de La Cruz? A simple vista, este cantón pareciera tenerlo todo para surgir por su belleza natural y sus playas con ubicaciones privilegiadas para ver caer el sol.

Sin embargo, nada de eso ha sido suficiente para crecer económica y socialmente. La Cruz viene sumando cifras que lo confirman: su alta tasa de homicidios, los altos niveles de pobreza, la baja escolaridad de sus habitantes y la falta de empleo.

Esta realidad no es nueva. Los gobiernos locales y nacionales lo han sabido desde hace años, al igual que los ciudadanos y hasta el sector privado. Pero hasta el momento, nadie ha sabido darle el giro contundente que el cantón necesita.

¿Estará el nuevo Gobierno interesado en sacar a La Cruz del olvido en el que ha estado sumido? Un nuevo acuerdo nacional lo fijó en una categoría prioritaria de atención. La Voz de Guanacaste revisó las estadísticas para establecer algunas de las áreas en las que este cantón necesita de esa atención urgente.

 

 

Cantón violento

Sus playas casi despobladas se han convertido en un paraíso, pero no solo en uno de palmeras altas y mar azul, sino uno donde el crimen organizado y el narcotráfico juegan a diario.

Esa, justamente, es la causa más importante de que el cantón sea una de las zonas con la tasa de homicidios más alta de toda la provincia, según las autoridades.

El estudio “Patrones territoriales y factores sociodemográficos asociados a los homicidios y el narcotráfico en Costa Rica”, elaborado por el Estado de la Nación en alianza con el Instituto Costarricense sobre Drogas (ICD), señaló, por ejemplo, que La Cruz es uno de los territorios donde más se incauta droga (crack, marihuana y cocaína) a nivel nacional.

Hogares pobres y falta de empleo

Georgina Guido es pobladora de La Cruz y sicóloga de profesión. Luego de varios meses sin empleo, asegura que está por tomar la decisión de irse del cantón y probar suerte afuera. En su criterio, muchos otros profesionales, como ella, también han hecho maletas.

En el cantón, cinco de cada 10 cruceños se encuentran fuera de la fuerza de trabajo. Esto quiere decir que ni siquiera están buscando empleo, aunque tienen edad para trabajar.

 

 

Pero, ¿por qué no trabajan? Las oportunidades de empleo en la zona son escasas. El sector turístico es el más desarrollado, pero tampoco a niveles que den para emplear a toda la comunidad.

En este cantón, más de la mitad de sus hogares (57,3%) se encuentran en condición de pobreza, según los datos más desagregados que tiene el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), contemplados en el Censo 2011.

 

 

Baja escolaridad

Eso sí, Georgina Guido es una excepción para el cantón. Según datos del Censo, la mayoría de los cruceños solo logró terminar la escuela (29%). Un 10% completó únicamente el colegio (en la provincia esa cifra ronda el 14%) y otro 10% sí logró terminar la universidad (en Guanacaste ese porcentaje es del 19%).

Que esto suceda no es casualidad. La oferta educativa no es la mejor. Ninguna universidad privada ni pública (a excepción de la UNED), por ejemplo, tiene presencia en la zona.

Para optar por mejores oportunidades, Liberia se perfila como la opción más inmediata, pero no es para todos, pues significa sumarle a la factura educativa los gastos por transporte, alimentación y , en algunos casos, hospedaje.

 

 

¿Hasta cuándo?

Los especialistas coinciden en que La Cruz sí puede tener un futuro mejor, siempre y cuando el gobierno central, la municipalidad, el sector privado y la población caminen hacia una única dirección. Algo que no ha pasado en los últimos años pero que parece estar despertando.

La Cruz es la única zona de la provincia que ya figura como un cantón de atención prioritario en un acuerdo nacional firmado entre todos los partidos políticos con representación en la Asamblea Legislativa.

¿Qué quiere decir esto? Que el cantón deberá estar de primero en la lista de  programas clave en el desarrollo de oportunidades de empleo, inversión, y emprendimiento.

Programas del MEIC, COMEX, MAG, INA, INDER, Red de Cuido y el Sistema de Banca de Desarrollo, entre otros, deberán demostrar la asignación prioritaria de recursos de sus programas en el cantón, y hacerlo de manera coordinada para optimizar el resultado.

Para Jose Aguilar, director ejecutivo de la Asociación sin fines de lucro Horizonte Positivo,  y quien han trabajado en la creación de estrategias sociolaborales en el cantón, el acuerdo es un buen comienzo y va en la dirección correcta.

“El Gobierno tiene programas para atender estas problemáticas, como Puente al Desarrollo. Estos proyectos lo que buscan es revertir esa idea de que solo se debe priorizar las comunidades necesitadas más grandes del país. Es apostarle a una colocación de la política social colectiva”, continuó Aguilar.

LEA: La Cruz: el cantón de la desilusión

LEA:  ¿Qué prometen para Guanacaste los candidatos a la presidencia?

En materia educativa, la puesta en marcha de un programa de educación dual del Instituto Nacional de Aprendizaje (INA), un mecanismo donde los alumnos estudian y realizan al mismo tiempo prácticas profesionales en empresas de la zona, también se perfila como un modelo de éxito.

El hotel Dreams Las Mareas, el único hotel de categoría todo incluido en La Cruz, forma parte de ese programa. Cynthia Jiménez, gerente de ventas del hotel, explicó que gracias al convenio, el hotel puede suplir puestos de cocina, bartender, saloneros y camareros.

“Un 80% de nuestro personal es de la zona, y en todos los puestos. La Cruz tiene potencial, la parte privada tiene que arriesgarse”, dijo Jiménez.

Según Jaime García, investigador del Centro Latinoamericano para la Competitividad y el Desarrollo Sostenible (CLACDS) de INCAE, los cambios también pueden venir al apostarle a una municipalidad más eficiente que reduzca el número de trámites e incentive el mayor motor de la zona, el turismo.  

“Pienso también en modelos de innovación agrícola, donde se incentive al agricultor a la siembra de nuevos cultivos. La mejor política que se puede generar es el empleo, eso sí, bien pagado, formal, que incorpore a jóvenes y mujeres”, dijo García.

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios