Nosara

Gobierno inicia reconstrucción pospuesta del dique de Nosara

This post is also available in: English

El dique de Nosara está una vez más en reconstrucción. El 15 de febrero, el gobierno inició las obras de intervención en tres kilómetros de la infraestructura de cara a la época lluviosa y las constantes inundaciones que le receta a este distrito de Nicoya.

La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) y el Servicio Nacional de Riego y Avenamiento (Senara) inician hasta ahora las obras, cuyo presupuesto estaba aprobado desde el 2019. En ese entonces, la CNE cometió errores presupuestarios que resolvió hasta abril del 2020. Así lo había explicado en 2020 a La Voz el presidente de la Asociación de Desarrollo Integral de Nosara (ADIN), Marco Ávila. 

Según el gobierno, los trabajos finalizarán en mayo de este año, al límite del inicio de la época lluviosa, como lo pronostica el Ministerio de Ambiente y Energía (Minae). 

El proyecto contempla excavar el cauce y construir dos muros que controlen el flujo del agua en las cercanías de Santa Marta y el aeropuerto de Nosara, también un canal en los márgenes del río en Santa Marta para disminuir la excavación que puede causar el agua.

Además, los trabajos incluirán la protección de los taludes contra los daños causados por el escurrimiento del agua, así como obras hidráulicas con salidas de agua y bloqueos de canales que pueden generar inundaciones en otros sitios. 

En total, la CNE y el Senara invertirán ¢1.161 millones en la reconstrucción del dique. 

Para el presidente de la CNE Alexander Solís, la obra no solo beneficiará a Nosara, sino que garantizará la protección de zonas agropecuarias y el movimiento de turismo en la zona. 

Según cálculos del gobierno, en total se protegerían a 3.000 personas que habitan en Santa Marta, Santa Teresa y Nosara. 

¿Punto final?

Senara y CNE fueron las instituciones que edificaron el dique en 2013, con prácticamente el mismo monto que destinan hoy a la reconstrucción: ¢1.149 millones, en aquel entonces. 

Pero, ¿será suficiente esta obra? Un estudio hidrológico del Instituto Meteorológico Nacional (MN) lo pone en duda. Según el análisis, el dique no es efectivo y el río, incluso en las zonas en las que existe la estructura, puede inundarse con cantidades de lluvia mucho menores a las proyectadas por el Senara.

“En realidad el dique si uno lo ve como costo y beneficio, no hace falta hacer los números, es un hecho que no sirvió”, había dicho el investigador del estudio, Javier Saborío. “Aunque haya dique, la inundación va a seguir pasando”, agregó. 

El director de Ingeniería y Desarrollo de Proyectos del Senara, Marvin Coto, defendió la obra y dijo que las inundaciones “habrían sido mucho peores sin la construcción”, pero que nadie ni nada puede asegurar que no habrá más inundaciones en el futuro. 

Uno cuando construye obras como esa, no puede garantizar que nunca más se va a inundar. Sería irresponsable. No podemos decir que es una obra infalible”, sostuvo.

En otras ocasiones, la CNE también ha dicho que el dique es, principalmente, una estructura de mitigación y que podría ser más efectiva con obras de mantenimiento que le corresponden a la Municipalidad de Nicoya.  

El encargado del departamento de Control Constructivo del gobierno local, Josué Ruiz, había asegurado que en el 2019 sí practicaron un “mantenimiento leve” (impidiendo que las raíces de los árboles no crezcan en el río) y justificó que no lo hicieron antes porque hasta ese año el Senara les envió los planos. 

 

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios