Cultura, Santa Cruz, La Voz Explica

Explicativo: ¿Por qué hubo corridas en Palmares y no habrá montadera en Santa Cruz?

This post is also available in: English
Traductora: Arianna Hernández

Este es el segundo año consecutivo en el que la pandemia por el COVID-19 imposibilita realizar las Fiestas Típicas Nacionales de Santa Cruz y sus clásicas montaderas en la plaza de Los Mangos. Pero en Palmares se realizaron corridas durante el fin de año, lo que hizo a muchos santacruceños preguntarse: ¿y por qué nosotros no podemos armar la barrera y el tablado?

Conversamos con la muni y el área de salud para comparar las características de ambas fiestas y entender qué hace a una más apta para la aplicación de medidas que eviten la propagación del coronavirus. 

Una fiesta en todo el pueblo

Antes de explicar cualquier detalle, es importante resaltar que la Municipalidad de Santa Cruz no hizo ninguna gestión para realizar las fiestas. Así lo explica el vocero de la muni Francisco Mairena.

“Nosotros estamos esperando a que la situación se normalice o que se nos presente el nuevo orden. Que nos digan ‘ya la situación no va a cambiar’, entonces veremos las opciones para realizar las fiestas. Mientras tanto esperamos. O se hacen bien, o no se hacen”, sentencia Mairena.

El 1 de diciembre de 2021 el gobierno publicó un decreto que actualiza los permisos de salud en eventos de concentración masiva a “espacios que permitan el control del aforo de las personas asistentes, sujeto a las condiciones epidemiológicas del país en el momento en que se solicita la autorización”.

La dinámica de las fiestas de Santa Cruz impide el cumplimiento de ese requisito. “Al convertir todo el pueblo en campo ferial somos conscientes de que es imposible que se dé un permiso, precisamente por eso no se hizo ningún tipo de gestión para realizar las fiestas”, explica Mairena.

El Director del Área Rectora de Salud de Santa Cruz Warren Chavarría explica que las fiestas cívias, montaderas y corridas de toros se han permitido justamente en los lugares donde se ha podido controlar la cantidad de asistentes.

El redondel de toros de Palmares tuvo un aforo del 40%, desde 25 al 31 de diciembre, y los días 1° y 2 de enero lo aumentaron hasta 60%.

Dadas las características de [las fiestas de] Santa Cruz, que se hacen en un lugar abierto, donde sería muy difícil controlar los ingresos, entonces habría un riesgo incrementado de contagios de COVID-19”, agrega Chavarría.

Otro detalle a tomar en cuenta es que uno de los emblemas más importantes de las fiestas de Santa Cruz ni siquiera está dentro del campo ferial: el tablado.

Una barrera de puertas abiertas

La construcción del tablado y la barrera en Santa Cruz es una tradición centenaria que siempre se ha realizado en el mismo lugar: la Plaza López o de Los Mangos, en el centro de la ciudad.

Una costumbre tan fuerte que los santacruceños se han volcado en contra de órdenes del Ministerio de Salud que pretendían reubicar la estructura en otro sitio, debido a los problemas que implica construirla en la plaza López: falta de condiciones sanitarias, de seguridad ciudadana, de gestión vial y atención de emergencias.

Aún así, se quedó donde estaba. Luego de muchos reclamos, el ministerio permitió que las montaderas siguieran realizándose en la plaza López, un lugar en donde es imposible controlar el ingreso y salida de personas. 

Sumado a esto, la infraestructura de la barrera de Santa Cruz es totalmente abierta, es decir, quienes quieran caminar bajo el tablado para ver las montaderas pueden hacerlo. Esto hace imposible evitar las aglomeraciones.

Cientos de personas llenaban la zona baja del tablado minutos antes de que iniciara la monta de las 2 p. m., durante las montaderas del 2019. Foto: César Arroyo

Mairena, de la municipalidad, explica que en el pasado han cambiado el tipo de barrera para cumplir con normativas del Ministerio de Salud y eventos masivos, pero esos cambios no han incidido en la ‘esencia’.

Si usted viene aquí a Santa Cruz y quiere montar las fiestas típicas en un redondel [como el de Palmares], antes de terminar la gente le pega fuego a eso”, asegura.

La variante aguafiestas

La Asociación Cívica Palmareña anunció días atrás que realizaría sus fiestas del 27 al 31 de enero bajo una modalidad reducida, en apego a los protocolos de salud y con solicitud de esquema de vacunación completa a los visitantes

Sin embargo, decidieron cancelarlas ante el aumento de casos de COVID-19 y las nuevas medidas anunciadas por el gobierno. Durante la primera semana del 2022 los contagios aumentaron un 332%, según datos del Ministerio de Salud.

El 11 de enero el país reportó una cifra récord de 4.050 casos en un día. Según el doctor Chavarría, el cantón de Santa Cruz refleja la realidad nacional: ese día Santa Cruz reportó 90 casos nuevos y 567 activos. 

Hay que tomar en cuenta que en las últimas tres semanas ha existido un incremento exponencial de casos, conforme pasa la semana prácticamente doblega a la semana anterior en casos”, comenta Chavarría.

Sobre las publicaciones en redes sociales que fomentan las fiestas clandestinas durante estas fechas, Mairena explica que esas ‘son páginas que a alguien se le ocurrió hacer’ y no tienen control sobre estas situaciones.

“Nosotros no hemos organizado nada, pero tampoco podemos manejar a la sociedad civil. Se hacen mensajes y le pedimos a la gente que no haga aglomeraciones”, subraya el vocero.

Comentarios