Turismo

Cinco consejos para mochilear por Guanacaste

This post is also available in: English

Hay mochileros de mochileros pero, en el sentido estricto, la palabra refiere a los viajeros que tienen al ahorro como consigna, y que en la tarea de gastar poco logran dar con la esencia de cada comunidad.

Viajar con una mochila a cuestas no siempre es fácil, así que consultamos al menos 10 guías de turismo y las combinamos con nuestro conocimiento sobre la provincia para darle cinco consejos imperdibles, tanto a los costarricenses como a los extranjeros que decidan viajar en esta modalidad.

El más importante de todos se lo decimos de una vez: comparta con los locales, coma comida criolla guanacasteca y conozca cada comunidad, desde sus ciudades hasta sus playas.

1. Equipaje. Para moverse más ágilmente use una única mochila. Guanacaste es de clima caliente aún en época lluviosa, por lo que claramente no tendrá que empacar grandes abrigos. Una jacket liviana contra la lluvia no estaría de más, pues a veces caen algunos aguaceros sorpresivos. No olvide ponerle un candado a la mochila, traer bloqueador solar, repelente (¡esto es indispensable!) y una buena gorra o sombrero de ala ancha para cubrirse del sol.

2. Hospedaje. Tome en cuenta que entre noviembre y abril es temporada alta, por lo que reservar con tiempo le podría evitar quedarse sin espacio en esas fechas y no pagar precios tan elevados. Guanacaste tiene una buena cantidad de hostales: en un sitio de reserva de hospedaje como Booking.com, fácilmente encontrará hasta 40 opciones y la mayoría le permitirá hacer cancelaciones por anticipado sin penalización. Así no pierde flexibilidad ni espontaneidad en su viaje. Por último,  acampar en las playas se une a las buenas opciones de hospedaje y de bajo presupuesto.

No importa cuál actividad elija para disfrutar de su tiempo libre, Guanacaste le ofrece un catálogo exquisito. Defina su presupuesto y aventúrese con nosotros. Hay opciones para todos los gustos. …
LEER MÁS

3. Dinero. Nuestra recomendación es que siempre ande un monto pequeño de dinero en efectivo (unos ¢10.000), sobre todo para realizar compras pequeñas e inmediatas en pulperías, que en su mayoría no aceptan ningún tipo de tarjeta. Caminar por las calles guanacastecas es seguro durante casi todo el día. Solo tome las previsiones normales de seguridad básicas como traer dinero en diferentes partes y no andar sumas muy grandes.

4. Transporte. Ir en transporte público a los parques nacionales y otras zonas montañosas de la provincia puede ser difícil pero llegar hasta las playas no lo es tanto. Tome en cuenta que ese traslado le quitará varias horas a su día, más que todo por los horarios y el tiempo de espera. También puede tomar taxis, pero la mayoría de los choferes no usa el taxímetro. Nuestra recomendación es que pida activarlo para viajes cortos y que negocie con el taxista el precio si va a hacer un viaje largo. En la provincia no existen aplicaciones como Uber o Lyft, pero valore si quiere sumarle más colones a su presupuesto y rentar un vehículo.

Es diciembre y aquí en Guanacaste gozamos del clima perfecto para escaparnos a disfrutar de días libres cargados de sol y aire fresco, pero ¿qué pasa si no tenemos carro…
LEER MÁS

5. Punto de partida. Para empezar a recorrer la provincia, llegue preferiblemente a alguno de los tres principales cascos urbanos de Guanacaste: Liberia, Santa Cruz o Nicoya. Desde ahí salen la mayor cantidad de buses a las diferentes playas, lo que le permitirá trazar mejores rutas internas. Además, en estos cantones podrá degustar de buena comida criolla (una gallina achiotada o un frito) en los mercados de las comunidades, que son muy baratos.

 

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios